El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos
El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos - EFE

El PSOE recula con la plurinacionalidad: no tiene por qué tener efectos jurídicos

El secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, asegura que lo que plantean es «el reconocimiento de la diversidad»

MadridActualizado:

La idea de la España plurinacional del PSOE vuelve a mutar. Desde que Pedro Sánchez planteó esta cuestión ante la militancia socialista durante las primarias de su partido, el concepto de plurinacionalidad ha sido reformulado en varias ocasiones, y de eso solo queda una certeza: está plasmado en los estatutos de la formación. Este hecho ha supuesto un quebradero de cabeza en diversas ocasiones para Sánchez y los dirigentes socialistas, que han tenido que lidiar con la defensa de este término en plena crisis territorial en Cataluña.

Sin embargo, desde que el PSOE apoyase sin tapujos las decisiones del Gobierno frente al desafío independentista, los socialistas apartaron de su agenda la plurinacionalidad. Este jueves, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, volvió a recuperarlo, pero desde la enésima reformulación. Fue a raíz de una pregunta en «Los Desayunos de TVE» sobre si continuaban manteniendo vigente su concepto de la España plurinacional a día de hoy.

«No renunciamos a la cuestión de lo que entendíamos como un modelo de realidad que no tiene por qué tener una expresión jurídico política», respondió Ábalos, alejando la posibilidad de que los socialistas puedan dotar a esta fórmula de una suerte de efecto jurídico, como sería en el caso de una hipotética reforma de la Constitución que reconociese a esa España plurinacional.

El número tres del PSOE matizó que lo que en realidad defendía el partido con esta propuesta en el Congreso que consolidó a Sánchez como secretario general era el «reconocimiento a la diversidad y a los sentimientos identitarios que conviven en este país». La identidad, a su juicio, no puede ser «una cuestión sometida a la voluntad de los demás». «Yo soy valenciano y nadie va a decidir si soy más valenciano que español. Eso lo decido yo. Mañana alguien decide que dejo de ser español y solo valenciano. ¿Por qué? O al revés: como español que eres, olvídate de todo hecho diferencial valencianista. ¿Por qué?», se preguntó.

Ábalos también precisó que el modelo federal que defienden los socialistas no tiene nada que ver con una confederación. «Esto no es una unión de naciones, sino un estado federal, a nuestro modo de ver, que reconoce los sentimientos identitarios de los pueblos que conforman España», que «no es solo un proyecto político, sino un proyecto cultural, emocional y sentimental», zanjó.