José Luis Ábalos, Margarita Robles, Pedro Sánchez y Adriana Lastra - EFE

El PSOE prefería no abordar ahora el debate sobre la derogación de la prisión permanente

Acusa a PP y Cs de romper el pacto para alargar el trámite de enmiendas. El PSOE votará en contra de las dos enmiendas de PP y Cs para evitar la derogación, pero quería esperar al pronunciamiento del TC

MadirdActualizado:

Como firmante del recurso de inconstitucionalidad en junio de 2015 contra la prisión permanente revisable el PSOE defiende no tener dudas en su posición al respecto. Pero los socialistas ya no esconden que les preocupa cómo evoluciona el sentir social en favor de la misma. Aunque todas las sensibilidades del partido coinciden en poner el foco en la utilización «electoralista y populista» de PP y Ciudadanos, en el marco de su enfrentamiento, la sensación generalizada es de lo inoportuno que es abordar en estos momentos esta cuestión.

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, lo dejó claro ayer en rueda de prensa y en todas las intervenciones en medios que realizó. «Yo había hablado con el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando, de portavoz a portavoz, de que fuéramos prudentes con esta materia y de que no se pusiera sobre la mesa hasta que el Tribunal Constitucional se pronunciara», aseguraba la portavoz socialista. Se refería al entendimiento para prolongar la tramitación alargando el trámite de enmiendas. Una estrategia en laque habían participado PP, PSOE y también Ciudadanos.

El portavoz del PP, Rafael Hernando, ha confirmado hoy ese acuerdo tácito: «Habíamos decidido bloquear la tramitación», señaló Hernando, que afirmó que fue Cs quien forzó este debate. «Si estamos debatiendo el jueves dos enmiendas a la totalidad no es porque mi grupo haya querido».

El resultado es que PP, PSOE y Ciudadanos se enzarzaron ayer a acuenta de quién tenía la culpa de que este debate se abra ahora en el Congreso de los Diputados. Mañana jueves el pleno del Congreso debate dos enmiendas a la totalidad de PP y Cs para evitar la derogación de la prisión permanente revisable que promueve el PNV.

El PSOE mantiene su «no»

El PSOE votará en contra de las dos enmiendas de PP y Cs que buscan evitar la derogación «por coherencia» con su posición, pero la preocupación es creciente con el hecho de tener que asumir en este momento esa discusión. Lo verbalizó en el grupo parlamentario el diputado por Toledo José Miguel Camacho, que planteó la falta de oportunidad del debate. La dirección socialista defiende que éste se precipita por las enmiendas de PP y Cs y que ante ello no tienen margen de maniobra. Aunque realmente los socialistas quieren aprovechar el debate para exponer los cambios de opinión de Cs. Por la tarde, Pedro Sánchez lanzó un mensaje que se entiende tanto en clave interna como mensaje a los de Albert Rivera: «En estos momentos no se nos puede ver presos de la ansiedad y de alguna manera trasladar cambios de opinión en temas tan fundamentales».

Fuentes de Ciudadanos reconocen que su posición inicial siempre fue «esperar a que el TC estableciese un perímetro» de constitucionalidad. Y cuestionan también la tardanza en la sentencia. Y aunque se sigue aceptando en la formación que «existen dudas sobre la constitucionalidad» se explica que su decisión de presentar la enmienda a la totalidad como respuesta al intento derogatorio. Pero el PP, que posteriormente presentó la suya, y el PSOE cuestionan que es esa decisión de Cs es la que precipita el debate del jueves. Juan Carlos Girauta volvió a apelar al PSOE para «que se abstenga» como mejor forma de evitar la derogación. Que el PSOE no quiere tampoco «derogar en caliente» queda de manifiesto al escuchar a Robles hacer pedagogía recordando que «el jueves no se deroga la prisión permanente revisable, sino que se rechazarán las enmiendas a la totalidad».