El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acompañado por la secretaria del Área de Igualdad, Carmen Calvo, y la secretaria Ejecutiva de Sanidad y Consumo, María Luisa Carcedo
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acompañado por la secretaria del Área de Igualdad, Carmen Calvo, y la secretaria Ejecutiva de Sanidad y Consumo, María Luisa Carcedo - EFE

El PSOE planteará sancionar a las empresas que no eliminen la brecha salarial entre hombres y mujeres

Los socialistas trabajan en dos leyes que llevarán al Congreso. Apostarán también por «una participación mayor y por cuota de las mujeres en los espacios de decisión»

MADRIDActualizado:

El PSOE presentará un proyecto de igualdad entre hombres y mujeres sustentado en dos leyes que registrarán como proposiciones de ley en el Congreso de los Diputados. La primera centrada en erradicar la brecha salarial y la segunda, con un carácter más global, sobre igualdad laboral.

Ambas leyes se encuentran todavía a falta de ultimar detalles, pero la intención del partido es que ambas sean presentadas por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, antes del 8 de marzo, fecha para la que se han convocado paros parciales desde las centrales sindicales en el marco de la huelga feminista que apoyan los socialistas y también Podemos.

Estas leyes se enmarcan dentro de los «10 grandes acuerdos de país» que presentó el secretario general a comienzos de años como eje vertebrador de su proyecto. La secretaria de Igualdad, Carmen Calvo, ha hecho este anuncio, aunque todavía no se conoce el detalle de las propuestas. Pero una de las medidas estrella será el establecimiento de «auditorías en las empresas a partir de 50 trabajadores», contemplando un régimen sancionador para aquellas compañías que incurran en discriminación salarial hacia las mujeres. Los socialistas se están inspirando en el modelo islandés.

La propuesta socialista también obligará a una «participación mayor y por cuota de las mujeres en los espacios de decisión», algo en lo que Calvo ha prometido ser muy ambiciosa: «No vamos a hacer simplemente una recomendación. Lo que nosotros vamos a proponer es una verdadera reforma e intervención en esta realidad. La presencia de las mujeres en los puestos de dirección laborales tendría que ser obligada».

También apostarán por reforzar la tutela judicial efectiva, recuperar la negociación colectiva o fomentar la conversión a jornada completa de los contratos temporales. «El feminismo avanza. Cualquier movimiento en el mundo pasa por este paradigma», ha dicho Carmen Calvo. Los socialistas van a promover también, aunque eso será en el debate de la reforma electoral, que las listas cremallera sean obligatorias por ley.