Congreso de los Diputados

El PSOE amenaza con llevar los Presupuestos ante el TC tras rechazar PP y Ciudadanos 4.000 enmiendas

Hernando acusa a la formación naranja de cometer una «cacicada» con los populares y De la Torre asegura que los socialistas se han «podemizado»

El portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando
El portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando - EFE

La tramitación de los nuevos Presupuestos prometía ser difícil y tortuosa pero nada hacía pensar que pudiera acabar llegando hasta el Tribunal Constitucional, entre duros cruces de acusaciones.

Un camino que ha abierto este jueves el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, después de que ayer el PP y Ciudadanos unieran fuerzas en la Mesa de la comisión de Presupuestos para rechazar el debate de todas las enmiendas registradas que incluyen un aumento de los gastos o una disminución de los ingresos previstos. En total, unas 4.000 de distintos grupos parlamentarios.

Este movimiento, para Hernando, quiebra el procedimiento y cambia las reglas del juego vigentes desde hace 20 años en el Congreso. «El PP ha puesto una mordaza presupuestaria impidiendo que se debatan enmiendas que afectan a gastos sociales e inversiones», criticó. El portavoz de Presupuestos de este grupo, Jaime de Olano, le respondió invitándole a desvelar la «fórmula mágica para transformar panes en peces» y conseguir que con los 15 millones de euros disponibles en los Presupuestos se puedan incluir enmiendas por más de 46.000 millones.

Pero el que estuvo en el centro de los ataques del portavoz socialista fue Ciudadanos por colaborar con el partido mayoritario y cometer una «cacicada a la que no se atrevió el PP ni cuando tenía mayoría absoluta». «Ha tenido que venir la nueva política de Rivera para poner una mordaza presupuestaria por primera vez en la democracia. Nunca ningún Gobierno ni ningún partido había llegado tan lejos y tan bajo», despreció.

50 ruedas de prensa

El siguiente paso del PSOE, que también dará Podemos, será presentar un recurso ante la Mesa del Congreso esperando que rectifique la decisión de la Mesa de la comisión. Si éste no es el resultado, Hernando ha afirmado que acudirá al Tribunal Constitucional para evitar que quede sentado un precedente que pueda afectar también a los presupuestos de años futuros. «Se ha cercenado el debate democrático de las enmiendas contra todos los criterios y precedentes», insistió.

Y como estrategia de presión, los socialistas han anunciado para el lunes la convocatoria de 50 ruedas de prensa territorio por territorio explicando las enmiendas que han sido vetadas. Pretenden forzar así a Ciudadanos a tener que explicar en cada provincia por qué se ha opuesto a que se debatan esas propuestas.

El asunto amenaza con abrir una guerra abierta entre ambas formaciones ya que el partido naranja se revolvió ante toda esta presión y su portavoz de Presupuestos, Francisco de la Torre, respondió acusando a los socialistas de haberse «podemizado» e intentar «estafar» a la población.

«Si tienes 15 millones no puedes aspirar a gastarte 46.000 millones», subrayó antes de recordar que los socialistas votaron a favor del techo de gasto contenido en los Presupuestos y acusarles de pretender «reventar» las nuevas cuentas. «Esto lo esperaba de Podemos pero no del PSOE que está fuera de la realidad y que pretende debatir un cuento chino», continuó en tono agrio y visiblemente molesto.

Por su parte, la portavoz de la formación morada, Irene Montero, coincidió con las tesis de Antonio Hernando y calificó la decisión de Ciudadanos y PP como un «escándalo» y «cacicada». Subrayó que el movimiento bloquea la actividad legislativa a través de una «artimaña parlamentaria» e insistió en que «hurta» la posibilidad de debatir miles de enmiendas.

Toda la actualidad en portada

comentarios