Rajoy y el primer ministro de Letonia, Maris Kucinskis, este miércoles en el Palacio de La Moncloa
Rajoy y el primer ministro de Letonia, Maris Kucinskis, este miércoles en el Palacio de La Moncloa - EFE

El primer ministro de Letonia busca captar inversiones españolas para su país

Kucinskis agradece a Rajoy la solidaridad de España con la seguridad en el Báltico

MadridActualizado:

El primer ministro de Letonia, Maris Kucinskis, realizó este miércoles una visita a España uno de cuyos principales objetivos era captar inversiones españolas para su país. Kucinskis se reunió con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantuvo un encuentro con empresarios en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y acudió al stand de Letonia en la Feria Internacional de Turismo (Fitur)

Rajoy ofreció en el Palacio de La Moncloa un almuerzo a su colega letón con quien ya tuvo ocasión de reunirse en julio del pasado año cuando viajó a Riga para visitar a las tropas españolas desplegadas en Letonia como parte de la Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN.

Además de repasar las relaciones bilaterales, según una nota de la Presidencia del Gobierno, se habló del trabajo de las fuerzas armadas españolas, que han tenido una media de 320 efectivos en el país y que, por primera vez, han desplegado unidas acorazadas y mecanizadas en el exterior. «La presencia de tropas españolas en la base militar en Letonia –señala la nota– es considerada por las autoridades de ese país como una importante muestra de solidaridad con la seguridad de los países bálticos».

En el ámbito económico, Rajoy transmitió a Kucinskis que la propuesta española para la reforma de la Unión Económica y Monetaria se centra en establecer en el largo plazo y de manera gradual, una unión fiscal para la zona euro, con un presupuesto común, una autoridad común e instrumentos de emisión de deuda.

Asimismo, hablaron del reforzamiento de la Unión de la Energía y las interconexiones, del debate en curso sobre el futuro Marco Financiero Plurianual y de las propuestas de reforma institucional (convenciones democráticas y listas transnacionales), con el objetivo compartido de seguir respondiendo a las necesidades de los ciudadanos. El jefe del Ejecutivo dijo a su colega letón que en el debate en curso sobre el futuro de la Unión Europea, España es firme partidaria de una mayor integración.

Riga, un nudo puntero en el Báltico

Antes de acudir a Moncloa, Kucinskis se reunió en la sede de CEOE con empresarios españoles, en un encuentro en el que estuvieron presentes la secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela; el vicepresidente de CEOE y presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la patronal, Joaquim Gay de Montellà, y el director de Internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet.

El primer ministro letón invitó a los empresarios a mirar hacia su país y, al tiempo que señaló, según una nota de CEOE que Riga, es un nodo puntero en el Báltico en cuanto a turismo, negocios y transporte multimodal, destacódestacó que Letonia puede ser una gran plataforma para la innovación para los países del norte de Europa y Rusia.

En la reunión, Gay de Montellà puso de relieve «la ubicación geoestratégica de Letonia como centro de conexiones logístico, de infraestructuras de transporte y de plataforma de enlace con terceros países, lo que supone un importante aliciente para fomentar la inversión y la cooperación tecnológica e industrial».

Por su parte, Marisa Poncela resaltó «las oportunidades que se abren en aquel país para las empresas españolas» en el marco del ‘Programa Operativo de la UE para Letonia 2014-2020’, al señalar que su presupuesto total asciende a 5.200 millones de euros, de los que en torno al 26% corresponde a desarrollo de infraestructuras, «ámbito en el que las empresas españolas son punteras en el mundo».

Kucinskis había comenzado su jornada con una visita al stand que tiene en Fitur Letonia, país que este año celebra el centenario de su independencia. El volumen del turismo bilateral ha crecido fuertemente en los últimos años: cerca de 55.000 letones viajaron a España en 2016 y más de 31.000 españoles visitaron Letonia, un aumento de más del 100% con respecto a 2010. A esto ha contribuido la apertura de nuevas rutas aéreas, con Madrid y Málaga, que se unen a las ya existentes.