Reunión del último Comité de Dirección del PP presidido por Mariano Rajoy - EFE / Vídeo: Echenique pide al independentismo que abandone la propaganda

El PP apuesta por el control de la programación en TV3 si hay nueva cita electoral

Génova asume que es difícil la intervención y en el PSC crece el malestar con TV3

Cs dice que el PP «llega tarde» y que los problemas en TV3 «no se solucionan en 15 minutos»

MadridActualizado:

El Gobierno del PPreconoce cierta frustración por no haber neutralizado el potente caudal de manipulación informativa que emana de la televisión pública catalana, aunque asegura que si no pudo ponerle coto es porque el PSOE se negó a intervenirla. El apoyo de los socialistas era clave para la activación del artículo 155 de la Constitución en el Senado y Pedro Sánchez puso un límite:TV3. Los socialistas y también el propio Mariano Rajoy temían que su control se pudiera interpretar como un acto de censura, sobre todo fuera de nuestras fronteras. Pero el malestar entre los partidos constitucionalistas por la labor informativa de TV3 ha ido en aumento y ha rebasado los límites con la cobertura al detalle de los llamados comités de defensa de la república.

El PPcatalán, que ha sido el único en defender abiertamente la intervención –incluso su líder, Xavier García Albiol, abogó por cerrar TV3– vuelve a exigir al Gobierno que tome el control efectivo, sobre todo si se produce una nueva convocatoria de elecciones autonómicas. Este asunto ha sido objeto de debate en el comité de dirección nacional, donde la vicesecretaria de Estudios, Andrea Levy, que se ha negado a participar en debates o dar entrevistas a la cadena, ha trasladado a Rajoy el «imperativo moral» de acabar con la manipulación informativa.

A su juicio, no basta con la supervisión de la Junta Electoral para garantizar la neutralidad durante la campaña, sino que debe existir «un control más riguroso» del ente. Aunque se reconoce que la intervención «es difícil», los populares defienden que se debe controlar la programación, hoy «absolutamente volcada con el procés».

«Fue un error por parte del PSOE y de Ciudadanos no atreverse a entrar en TV3. Había que haberla intervenido, aunque sea difícil, porque es el minarete del independentismo, son ellos los que llaman a la acción. Si fuéramos a elecciones se tiene que controlar la programación», razona la dirigente catalana del PP nacional. Efectivamente en Ciudadanos no se ha reclamado abiertamente la intervención. De hecho, su responsable de Comunicación, Fernando de Páramo, denuncia que «35 años de nacionalismo en TV3 no se solucionan en 15 minutos». Y asegura que Cs lleva muchos años denunciándolo «ante la pasividad del Gobierno». El dirigente de Cs cree que el PP «llega tarde también con TV3», pero denuncia que estos días ha habido «espectáculos bochornosos» en la cadena pública.

En las filas socialistas se sigue defendiendo que la gestión del 155 fue la adecuada. «En su momento nosotros dijimos que no porque no veíamos capacidad de intervenir», reconoce un alto dirigente del PSC en referencia a lo limitado en el tiempo de aplicación. Su diagnóstico además es que TV3 sigue «en la misma línea de siempre», pero dicen percibir «una escalada» en el nivel de apología independentista. Y no descartan defender una posición más contundente si la situación se prolonga en el tiempo: «Lo veremos, no anticipamos nada». En Ferraz el diagnóstico es igual de dramático: «TV3 es un gran aparato de propaganda hecho a medida de los nacionalistas», aseguraba esta semana el secretario de Organización, José Luis Ábalos. Pero en el PSOE por el momento no se mueven: «El 155 es muy claro. Los medios de comunicación no se podían intervenir y lo mantenemos», señala la número dos, Adriana Lastra.