GUERRA EN SIRIA

El PP se presenta como «garantía» de seguridad

Cree que el PSOE debe aclarar si secunda a los socialistas franceses y que Podemos «ha dado marcha atrás» en su desmarque del pacto antiyihadista

MadridActualizado:

La conmoción generada por los recientes atentados terroristas en París ha desatado una auténtica marea de declaraciones políticas en España: desde la petición de Albert Rivera (Ciudadanos) de incorporarse al pacto antiyihadista que firmaron meses atrás PP y PSOE, hasta el desmarque de Pablo Iglesias (Podemos) de esta misma alianza, acompañada por la propuesta de un Consejo de la Paz con medidas concretas para combatir a los yihadistas.

El asunto es de tal calibre que puede terminar resultando explosivo si se convierte en parte del rifi-rafe electoral, y durante la campaña se agitan los fantasmas del 11-M o la participación española en la guerra de Irak, tan polémica en su día bajo el gobierno de José María Aznar.

En el PP aseguran estar tranquilos a este respecto. Desde su dirección nacional rechazan que haya preocupación ante el protagonismo que ha adquirido, por la fuerza de los acontecimientos, la amenaza terrorista. Insisten en que su campaña electoral va a girar en torno a dos ejes: uno, la economía y el empleo; y el otro, la cohesión de España. «Así lo dijo Rajoy durante su discurso ante todos sus ministros y barones en Toledo», recuerda un dirigente: «Sus claves serán empleo y seguridad».

Los acontecimientos de París, aseguran, han sido «terribles», pero en la cúpula del PP no tienen miedo de que puedan acabar polarizando la campaña, porque «nosotros no tenemos ningún riesgo de perder la coherencia en esta cuestión». De hecho, cree que «ante una situación así, la gente mira al Gobierno como una garantía, sin duda».

Y los sucesos de París les parece al PP que «no tienen nada que ver en sus circunstancias con los del 11-M», por lo que no temen que pueda reeditarse el debate sobre aquellos atentados en Madrid y la gestión que se hizo entonces de los mismos desde el Gobierno popular.

El partido en el Gobierno, aseguran sus responsables, tienen intención de actuar en esta crisis «respaldando todo lo que se acuerde en la Unión Europea y en la OTAN». Otra cosa, apuntan, es «lo que pase con el PSOE; está por ver cómo reaccionan ellos, y si secundan o no lo que hacen los socialistas franceses». En este sentido, consideran que Pedro Sánchez y su partido «se la juegan en este asunto», mientras que la formación de Pablo Iglesias, Podemos, «ha dado marcha atrás después de afirmar que no quería entrar en el pacto antiyihadista».

En la cúpula popular están tranquilos ante las elecciones, a las que llegan en un escenario que según todas las encuestas les confirma como la primera fuerza del país en votos, con una distancia importante respecto a la segunda, que sería el PSOE. Incluso en sus estudios demoscópicos internos, aseguran, los resultados son similares: «Nos dan en torno a un 30 por ciento de los votos, a 5 ó 6 puntos del PSOE y con Ciudadanos bastante alejado de los socialistas».