Sede del PP en la madrileña calle de Génova
Sede del PP en la madrileña calle de Génova - MAYA BALANYA

El PP se desvincula de los regalos «a escondidas» de Correa a sus ayuntamientos

La exministra de Sanidad Ana Mato acusa a la Fiscalía de dañar su reputación con «conjeturas»

MadridActualizado:

El Partido Popular ha negado este jueves que se lucrase de las actividades de la trama Gürtel, de lo que le acusa la Fiscalía Anticorrupción, y ha denunciado que las acusaciones populares solo han buscado su «desgaste político» en este juicio. El letrado de la formación política ha solicitado una sentencia absolutoria para el PP. Es decir, que no sea condenado a devolver 245.492 euros, el dinero que según la Fiscalía se ahorró en las campañas electorales de Pozuelo de Alarcón y Majadahonda en los años 2003 y 2004, por actos sufragados por la trama. El PP se ha desvinculado así de los regalos «a escondidas» de la trama de Correa a sus ayuntamientos.

El abogado del partido de Mariano Rajoy ha defendido que «no existe prueba alguna» que demuestre que la formación sabía que se estaba lucrando. El letrado ha marcado una línea con sus consistorios y ha argumentado que «los regalos de Francisco Correa en los ayuntamientos nada tienen que ver con el partido». «Son actos contrarios a la voluntad del partido, realizados a escondidas», ha añadido, para solicitar que el PP quede absuelto y no sea considerado responsable civil, como piden las acusaciones. El Ministerio Público considera que hay «sobrada prueba» de que los actos de las campañas electorales de ambos ayuntamientos madrileños sufragados por la red le ahorraron tales costes.

En su informe final, la exposición de sus tesis finales, el abogado del PP ha insistido en que el supuesto enriquecimiento del partido no ha quedado acreditado. El letrado ha criticado «el alto grado de indeterminación, imprecisión e inconcreción» de los actos y servicios electorales con los que la trama dirigida por Francisco Correa supuestamente le benefició. La vista, el primer gran juicio a la trama que ha planeado sobre la política española en los últimos tiempos, quedará mañana visto para sentencia. «Ni siquiera una conjetura» permite atribuir el enriquecimiento al PP, ha alegado el letrado Jesús Santos, quien ha asegurado que a estas alturas –en el penúltimo día del juicio, 124 sesiones después- tiene las mismas preguntas sin responder sobre el supuesto beneficio del partido que hace catorce meses, cuando comenzó la vista.

Para sostener su tesis, el abogado ha criticado la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de la Policía Nacional no practicó ninguna averiguación sobre las facturas que documentan los pagos de los actos electorales ni comprobó si los servicios se ejecutaron en la práctica. También ha sembrado dudas sobre quien fue el concreto perjudicado, que además no ha reclamado el dinero. Ha denunciado que, aun así, la Fiscalía pida la devolución de un dinero que no han reclamado ninguno de los ayuntamientos.

En la misma sesión, la exministra de Sanidad Ana Mato ha acusado a la Fiscalía de dañar «gravemente» su reputación solo «con conjeturas», al atribuirle un beneficio de los regalos de la trama a su exmarido, Jesús Sepúlveda, el antiguo alcalde de Pozuelo de Alarcón, del PP, y también acusado en el juicio. La abogada de Mato ha alegado que los gastos de la casa estaban repartidos y que los regalos de la Gürtel solo beneficiaron a su exmarido. «Son pagos ordinarios que se hubieran producido igualmente», ha expresado sobre las celebraciones de cumpleaños y comuniones y viajes de la familia que según la Fiscalía sufragó la red corrupta.

La letrada ha solicitado que se absuelva a Mato y que no tenga que devolver los 28.467 euros que le reclama la Fiscalía como partícipe a título lucrativo. Esta figura supone haberse enriquecido de una actividad delictiva sin conocer el origen ilegal del dinero. «Se ha visto gravísimamente perjudicada personal, familiar y profesionalmente, con el lamentable efecto de desacreditar su reputación, por un descrédito que no merece, un daño mucho mayor que la cuantía que se le está reclamando», ha concluido la abogada.