Xoan Cornide, gerente del PSOE entre 2004 y 2014
Xoan Cornide, gerente del PSOE entre 2004 y 2014 - EFE

El PP cree que los bancos condonaron 40 millones al PSOE porque gobernaba

El extesorero de Ferraz solo reconoce 6 millones «renegociados». La esperada comparecencia del gobernador del Banco de España fue a puerta cerrada

MadridActualizado:

El PP considera que el PSOE ha recibido históricamente «un trato de favor» por parte de los bancos, que le habrían condonado hasta 40 millones de deuda en 2006, justo cuando José Luis Rodríguez Zapatero accedió a La Moncloa. «El trato que ustedes reciben no es un trato normal. Negociaban donde gobernaban, en el País Vasco, en Cataluña y en España. Este trato no se le da a cualquiera», ha afirmado Luis Aznar, portavoz popular en la comisión de investigación en el Senado. La principal denuncia del PP es que existe un desfase contable «brutal» entre los balances que los socialistas presentan al Tribunal de Cuentas y las informaciones de los bancos.

El tesorero de Ferraz entre 2004 y 2014, Xoan Cornide, ha sido llamado a declarar otra vez tras haber reconocido en julio importantes lagunas contables. Cornide ha negado que el PSOE se haya beneficiado de «condonaciones», aunque sí ha admitido haber «renegociado» con directivos bancarios créditos por valor de 6 millones de euros. «Había una deuda muy vieja que por razones que desconozco había dejado de ser atendida», ha señalado Cornide, que ha reducido todo a una «discrepancia de criterios», que se resolvió en «valores de mercado». «No fue un perdón bancario, sino una buena negociación», ha zanjado dentro de la comisión.

El PP cifra en 40 millones la deuda de PSOE y PSC en créditos con La Caixa (7,1), BBK (21) y Santander (12), contraída desde 2004. Pero el exgerente socialista sólo reconoce dos créditos principales de 2,5millones con unos intereses de demora de 4 millones. A la salida, Cornide ha dicho a los periodistas que se abonaron 3,3 millones de intereses, por lo que el «ahorro» de Ferraz solo fue de 700.000 euros.

Por primera vez el gobernador del Banco de España estaba llamado a explicar las relaciones de los bancos con los partidos políticos, pero su comparecencia se ha liquidado en media hora, a puerta cerrada por expreso deseo de la presidenta de la comisión, Rosa Vindel, del PP. La senadora ha asegurado que la ley obliga a mantener el «carácter reservado» de la información que se pudiera tratar allí, lo que choca con espíritu de transparencia que debe inspirar la comisión.

Luis María Linde se ha marchado de la Cámara al cabo de 20 minutos comprometido a reenviar la documentación de los bancos sobre los créditos financieros con el PSOE, si bien ha advertido que solo disponen información desde 2015. Los populares aseguran que harán públicas las cifras «oficiales».