A.M.

Pons confía en que el «brexit» pueda «no acabar pareciendo un "brexit"»

El popular aventura que la negociación con el Reino Unido será «larga y difícil»

BilbaoActualizado:

La negociación entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido ha entrado este viernes en una nueva fase, la cual determinará qué tipo de relación mantendrán ambos organismos en el futuro. En palabras de Esteban González Pons, este hecho no deja de ser una mala noticia, pues a su juicio el país británico comete un error al abandonar la Unión. Sin embargo, el portavoz de la delegación española de los populares en el Parlamento Europeo se ha mostrado satisfecho con la marcha de la operación, que puede «acabar no pareciendo un “brexit”».

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, el dirigente popular ha informado de que, desde hoy, la UE podrá abordar el tratado de libre comercio con Gran Bretaña. Una negociación que ha aventurado «larga y difícil», pero que puede ser menos traumática de lo esperado. Sobre todo, después del reciente acuerdo alcanzado respecto a tres puntos clave como son el futuro de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido, la salvaguarda de los programas comunitarios y la estabilidad en la frontera con Irlanda del Norte.

En concreto, el valenciano ha hecho mención a que tanto los ciudadanos que vivan en la actualidad en el Reino Unido como la próxima generación mantendrán los mismos derechos que hasta ahora. Además, se ha conseguido evitar el recorte de programas comunitarios gracias a que el país británico pagará finalmente su deuda con la UE. En lo que respecta a la frontera, ha destacado que probablemente Irlanda quede dentro del mercado único y mantenga «alguna regla especial» de entrada.

Sin riesgo de contagio

Por otro lado, Pons ha descartado la posibilidad de que el efecto «brexit» contagie a otros países en el futuro próximo. En este punto, ha recordado que tanto en las elecciones francesas como las holandesas los europeístas han vencido con holgura: «Eso no quiere decir que estemos vacunados», ha advertido el dirigente conservador, que ha hecho alusión al auge de movimientos populistas como el que ha impregnado a Cataluña.

En este sentido, ha considerado que el caso catalán no es un fenómeno aislado, sino la «última manifestación» del populismo que está azotando a la UE: «El “procès” no es distinto del Frente Nacional francés, el “brexit” o los partidos extremistas de Polonia, Alemania u Holanda», ha afirmado».