¿ Planificó Ana Julia el crimen ?

Es imposible entender cómo Ana Julia tuvo la sangre fría de interpretar semejante papel tras...

Actualizado:

Es imposible entender cómo Ana Julia tuvo la sangre fría de interpretar semejante papel tras haber matado a Gabriel. Era una más en todos lo actos públicos. La vimos con agentes, compungida; tomando la palabra ante las cámaras; de la mano con la madre y, sobre todo, aprovechando la presencia de los objetivos para abrazar, una y otra vez, a su pareja. ¿ Lo tenía todo planificado? La guardia civil cree que sí, que fue ella la que, para despistar a los investigadores, colocó la camiseta del niño en una zona que ya había sido inspeccionada y que estaba, casualmente, en dirección contraria a la finca de Rodalquilar, justo en el camino en el que vivía su exnovio, a quien intentó involucrar en el crimen. Otra señal de alarma fue el móvil. Hasta en dos ocasiones intentó deshacerse de él para no dejárselo a los agentes. También borró algunos archivos de su ordenador, alegando que no quería que se vieran fotos suyas desnuda. Tiró la ropa del pequeño en un contenedor a unos 30 kilómetros de la finca de Rodalquilar y lo hizo días después de matarlo, cuando creía que no estaba siendo vigilada. Tampoco sus versiones del momento de la desaparición eran coherentes. Constantemente se ausentaba del entorno familiar con excusas que levantaban, todavía más, las sospechas. Según algunos medios, iba a pasear con algunos familiares a la finca en la que ocultó el cadáver alegando que buscaba paz cuando, en realidad, sólo quería constatar que el cuerpo seguía allí. Creía Ana Julia que lo tenía todo bajo control, pero cayó en la trampa de la guardia civil.