Desafío secesionista

El perfil tipo del independentista catalán: hombre, de pueblo y cuarentón

Arrinconado en las ciudades, el secesionismo solo sobresale en el medio rural, sobre todo en pequeños municipios

En las urbes, con Barcelona al frente, es donde más rechazo social genera el independentismo
En las urbes, con Barcelona al frente, es donde más rechazo social genera el independentismo - Inés Baucells
Roberto Pérez - Actualizado: Guardado en: España

Hombre, que ronda los 40 años y que vive en un pequeño pueblo del interior de Cataluña, preferentemente de la provincia de Lérida. Ese es el perfil tipodel independentista catalán, el predominante entre esa minoritaria porción de catalanes que en las encuestas afirman que querrían la independencia para su región.

¿Cuántos son? Depende de los sondeos, pero en cualquier caso menos de la mitad de los catalanes, y además la cifra lleva un año en retroceso. A tenor de los propios sondeos de la Generalitat, en este momento serían en torno al 41% de los catalanes los partidarios de la secesión, pero hasta en esto son confusos los estudios demoscópicos del Gobierno catalán. Se puso de manifiesto en el útlimo sondeo realizado este mismo verano. En esa encuesta, a la pregunta «¿Quiere que Cataluña sea un Estado independente», junto al «sí» se anotó un resultado del 41,1%, frente a un 49,4% del «no». Sin embargo, a los mismos entrevistados se les preguntó también, desde una perspectiva más práctica, sí creían que Cataluña debería ser un Estado independiente. Y en este caso el «sí» se hundió hasta el 34,7%.

El citado sondeo deja datos curiosos cuando se analizan los partidarios del independentismo según las variables demográficas y territoriales. Así, por ejemplo, se ve que el secesionismo cala más entre los hombres que entre las mujeres; que el mayor porcentaje de adeptos del independentismo se da en el segmento de población de entre 35 y 49 años; que en los núcleos urbanos es donde más rechazo genera la idea de la independencia; y que, por provincias, Lérida es la única en la que los partidarios de la secesión son mayoría. En la de Barcelona no llegan al 40% y en la de Tarragona no pasan del 37%. Conclusión: en Cataluña, una imaginaria «autodeterminación» llevada a sus últimas consecuencias dejaría un mapa reducido al absurdo.

Más hombres que mujeres

Así, a la pregunta «¿Quiere que Cataluña sea un Estado independendiente?», la encuesta realizada por la Generalitat el pasado verano sostiene que dijeron «sí» un 42,2% de los hombres entrevistados, frente a un 40% de las mujeres.

Por segmentos de edad, en el que más cundió el «sí» (42,3%) fue en los encuestados que tenían entre 35 y 49 años. En el lado contrario, siempre según esta encuesta oficial de la Generalitat, los menos independentistas son los catalanes de 65 y más años.

Más rural que urbano

En cuanto a la distribución territorial del independentismo, donde más presencia tiene es en las áreas rurales, en los pueblos. De hecho, según el mismo sondeo, los partidarios de la independencia de Cataluña solo son una clara mayoría (63%) en el cómputo global de los municipios de menos de 2.000 habitantes, mientras que en las localidades de entre 2.000 y 10.000 son mayoría, pero muy escueta, del 53,7%. Por contra, el «no» a la secesión se impone en los municpios de más de 10.000 habitantes, y sobre todo en los de más de 50.000, en los que los contrarios a la independencia superan el 60%. En Barcelona capital los secesionistas también son clara minoría.

El hecho de que el independentismo tenga su mayor implantación en las áreas rurales explica que, en cómputo global, sea una aspiración minoritaria en el seno de la población de Cataluña: solo el 18% de los catalanes viven en el medio rural, en municipios de menos de 10.000 habitantes. Es el mismo inconveniente con el que se enfrenta la ofensiva desplegada por los partidos independentistas en los ayuntamientos:controlan la mayoría de los consistorios catalanes, pero entre todos ellos suman una porción minoritaria de la población de Cataluña.

Toda la actualidad en portada

comentarios