Sánchez se reivindica como el candidato del 15M y promete desmantelar la acción del PP

El secretario general anuncia la creación de un espacio de coordinación en el Congreso al que convocará a Podemos y Ciudadanos para «desmantelar la acción legislativa del PP»

Actualizado:

Pedro Sánchez arranca su nuevo mandato al frente del PSOE con un durísimo discurso contra el Gobierno de Mariano Rajoy y con una estrategia política que pretende dejar sin espacio a Podemos y Ciudadanos como fuerzas alternativas.

En un encendido discurso de clausura (pdf) del 39 Congreso del PSOE, ante 8.500 simpatizantes según la organización, Sánchez ha anunciado el advenimiento de un «nuevo PSOE» que no es ni más ni menos que «El PSOE que siempre lideró el cambio», y se ha comprometido a hacerlo «ganando las elecciones».

En una clara apuesta por achicar el espacio de acción de Podemos y recuperar los millones de votos que el PSOE ha perdido por la izquierda, para lo que ha querido dirigirse «a los que se concentraron en la Puerta del Sol un 15 de Mayo hace ahora seis años».

Les ha prometido que «esa demanda de regeneración pronto va a llegar» de la mano del PSOE: «Estamos para representar a los que hace seis años dijeron que nadie les representaba». «Vamos a remangarnos», ha dicho Sánchez, que ha querido diferenciarse de Podemos haciendo gala de la experiencia de partido: «Somos la izquierda de gobierno», comprometiéndose a trabajar «de manera seria, serena y ambiciosa pero rigurosa».

Sánchez ha vuelto a poner encima de la mesa su oferta a Podemos y Ciudadanos para tumbar ya al Gobierno de Mariano Rajoy. Se ha comprometido a «trabajar sin descanso por una mayoría parlamentaria alternativa que acabe con esta etapa negra de Gobierno». El líder socialista ha dejado claro que su vía no es de la mano de los independentistas: «el cambio depende de tres fuerzas», ha dicho.

Pero Sánchez tiene claro lo imposible de esta oferta, y ha anticipado que «si continúan los vetos», su estrategia mira ya a posicionarse como única alternativa al PP en las próximas elecciones y que les dirá a los electores «que apoyen al único partido que lo puede garantizar que es el PSOE».

No obstante, pese a lo improbable de esa alianza para derrocar a Rajoy, Sánchez pretende liderar desde ya la oposición al PP en el Congreso de los Diputados. Se ha mostrado «dispuesto a hablar con todas las fuerzas políticas del cambio» para convocarles a un «espacio de coordinación parlamentario con el resto de fuerzas para desmantelar la acción legislativa del PP».