Dicen en la plataforma que los parques eólicos pueden afectar a un patrimonio natural «diverso y único»
Dicen en la plataforma que los parques eólicos pueden afectar a un patrimonio natural «diverso y único» - ABC
Sociedad

¿Son los parques eólicos una rémora para el turismo rural?

Se constituye una plataforma para frenar cuatro instalaciones de este tipo en Sigüenza y el Alto Henares

GUADALAJARAActualizado:

Recientemente se ha constituido la plataforma de Afectados por los Macroproyectos Eólicos de Sigüenza y Alto Henares (Amesah), que va a presionar a las administraciones para frenar la instalación de cuatro parques de este tipo en la provincia de Guadalajara. La razón es que los parques eólicos pueden afectar a un patrimonio natural «diverso y único», por el que Guadalajara es un referente en el turismo rural de España, aseguran.

«Es algo que rompe con el modelo de desarrollo llevado hasta ahora, en el que se ha impulsado el turismo, y prueba de ello es que Sigüenza es la segunda ciudad en turismo de la región; y esto va a acabar con ello», explica a Efe uno de los miembros de esta plataforma.

Entre los cuatro parques eólicos sumarían cerca de 150 aerogeneradores y 435 MW, el equivalente a más del doble de los ahora existentes en Maranchón, el municipio con mayor implantación eólica de la provincia. Se trata de los parques de La Sierrezuela, que afecta a municipios como Negredo, Viana de Jadraque, Húermeces del Cerro o Baides; el parque de Piedrablanca, en los términos de Sigüenza, Sienes y Miño de Medinaceli (Soria); y otros dos parques más pequeños en El Castillar y Los Caveros.

Desde la plataforma indican que el desarrollo turístico se ha realizado en torno a la riqueza natural de este territorio, como el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, el Valle del Tajuña o el Valle y Salinas del Salado, todos ellos espacios protegidos y pegados a los terrenos donde se prevé desarrollar los parques eólicos.

A esto se suma, señalan, que no contribuyen al desarrollo comarcal, puesto que los beneficios para las arcas municipales se detraen de la actividad productiva en sectores como el turismo y afectan negativamente a otros sectores como la caza, la apicultura o la ganadería.

«No es la primera vez que se instalan parques eólicos en la provincia. En su día se instalaron en Maranchón, con la diferencia de que allí existía un consenso social que quería instalarlo pero aquí es diferente», concluyen en la plataforma recién creada.