España

Los países del mundo que tienen reconocida la plurinacionalidad

En algunos territorios del planeta ya está reconocida esta condición de Estado a la que aspira ahora también el PSOE de Pedro Sánchez en España

Lenín Moreno, presidente de Ecuador, durante la campaña electoral el pasado febrero
Lenín Moreno, presidente de Ecuador, durante la campaña electoral el pasado febrero - REUTERS
DANIEL CABALLERO - @abcespana Madrid - Actualizado: Guardado en: España

Tras el 39º Congreso Federal, el PSOE deberá explicar a fondo su apuesta por buscar el reconocimiento de la «plurinacionalidad» dentro del Estado español. La presidenta de la formación, Cristina Narbona, lo definió como «perfectamente compatible con la integridad del Estado español y con la soberanía de todo el pueblo de España», y recalcó que ese término «refleja la diversidad» que hay en el país.

Mientras el PSOE se define en su intento de conjugar la plurinacionalidad con la unidad de España, este no es un concepto nuevo sino que existen países que ya tienen reconocida la plurinacionalidad dentro de su territorio.

Los casos más evidentes son los de Bolivia y Ecuador, que tienen reconocido en sus constituciones la plurinacionalidad de la nación para con los pueblos indígenas que habitan allí.

Bolivia

Adriana Lastra, nueva número dos del PSOE, puso de manifiesto ayer el caso de Bolivia, uno de los pocos países que tienen reconocida en su Constitución la plurinacionalidad.

Ya en el preámbulo de la Carta Magna boliviana se establece la «composición plural» de la ciudadanía de aquel país. «El pueblo boliviano, de composición plural, desde la profundidad de la historia, inspirado en las luchas del pasado, en la sublevación indígena anticolonial, en la independencia, en las luchas populares de liberación, en las marchas indígenas, sociales y sindicales, en las guerras del agua y de octubre, en las luchas por la tierra y territorio, y con la memoria de nuestros mártires, construimos un nuevo Estado».

Es en los tres primeros artículos de su Constitución en los que se deja clara la situación: «Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrador del país», reza el artículo 1.

Bolivia reconoce la «composición plural» de la nación, por la existencia de pueblos indígenas con identidad propia
En su artículo 2, se reconocen ya las naciones dentro del territorio: «Dada la existencia precolonial de las naciones y pueblos indígena originario campesinos y su dominio ancestral sobre sus territorios, se garantiza su libre determinación en el marco de la unidad del Estado, que consiste en su derecho a la autonomía, al autogobierno, a su cultura, al reconocimiento de sus instituciones y a la consolidación de sus entidades territoriales, conforme a esta Constitución y la ley».

Y, por último, en su artículo 3 se ahonda en el término de nación: «La nación boliviana está conformada por la totalidad de las bolivianas y los bolivianos, las naciones y pueblos indígena originario campesinos, y las comunidades interculturales y afrobolivianas que en conjunto constituyen el pueblo boliviano»

Ecuador

El caso de Ecuador cuenta con una gran similitud con el de Bolivia. Este país también se declara «plurinacional», tal como se establece en su Constitución en su artículo 1: «El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de república y se gobierna de manera descentralizada».

En su artículo 6, se habla explíticamente ya de «nacionalidades»: «La nacionalidad ecuatoriana es el vínculo jurídico político de las personas con el Estado, sin perjuicio de su pertenencia a alguna de las nacionalidades indígenas que coexisten en el Ecuador plurinacional».

En Europa no existen casos en los que esté reconocida expresamente la plurinacionalidad
En el artículo 257, se vuelve a mentar la plurinacionalidad de Ecuador, refiriéndose a la organización político-administrativa del país, que habrá de ser conforme a la ella. «En el marco de la organización político administrativa podrán conformarse circunscripciones territoriales indígenas o afroecuatorianas, que ejercerán las competencias del gobierno territorial autónomo correspondiente, y se regirán por principios de interculturalidad, plurinacionalidad y de acuerdo con los derechos colectivos».

Rusia

El caso de Rusia se muestra llamativo por atípico. Tan solo en América Latina estaba reconocida la plurinacionalidad (Ecuador y Bolivia). En Rusia, el caso se torna distinto en cuanto al término, pero no en cuanto a reconocimiento.

La Constitución del país se refiere tanto en su preámbulo como en su artículo 3 a «pueblo multinacional», un término análogo al recogido tanto en Bolivia como en Ecuador.

El artículo 3, dice lo siguiente: «En la Federación Rusa, su pueblo multinacional es el titular de la soberanía y fuente única del poder». Así, no reconoce que existan diferentes naciones dentro del territorio ruso, pero sí a sus habitantes mediante la utilización del término «pueblo multinacional».

De hecho, el presidente Vladimir Putin afirmó recientemente en una entrevista que «desde sus primeros pasos Rusia se conformó como un Estado plurinacional y multiconfesional, y a lo largo de mil años se conformó una determinada cultura de relaciones».

Otros casos

En Europa occidental no existe ningún país en el que su Constitución reconozca explícitamente la plurinacionalidad. Existen únicamente estados federales, como Suiza. La Confederación Suiza, como se la conoce oficialmente, tiene tan solo reconocida la diversidad de lenguas en sus territorios y diversidad cultural y social.

En Perú, se reconoce en la Constitución la «pluralidad étnica y cultural», pero no se habla de plurinacionalidad
En Bélgica, la situación es distinta a la Suiza, pero con el denominador común de que tampoco se reconoce la plurinacionalidad como tal, pero sí se habla de comunidades dentro de la propia Bélgica (comunidad francesa, comunidad flamenca y comunidad de habla alemana), teniendo cuatro regiones lingüísticas diferentes.

En América Latina, Perú también habla de diferencias étnicas y culturales entre sus ciudadanos, pero sin reconocer abiertamente la plurinacionalidad como Ecuador y Bolivia. En Perú, «el Estado reconoce y protege la pluralidad étnica y cultural», lo que se deriva de los pueblos indígenas del país, una situación idéntica a la que se da en Bolivia y Ecuador.

Mientras tanto, en Chile se encuentran en una situación similar. Reclaman el reconocimiento de la plurinacionalidad para los pueblos indígenas del país, una petición que de momento no ha sido atendida, aunque se trate de casos idénticos a los que se dan en Ecuador, Bolivia y Perú.

Toda la actualidad en portada

comentarios