Imagen de archivo
Imagen de archivo - VANESSA GÓMEZ

Otras dos conductoras dan positivo en alcoholemia tras atropellar a ciclistas en Navarra

Los sucesos se han producido en la localidad navarra de Lizoain y en las cercanías de Pamplona

PamplonaActualizado:

Parece que no se encuentra la fórmula para concienciar de que en la combinación de alcohol y volante, la multa es lo de menos. Apenas unas horas después de que una conductora atropellara a seis ciclistas en Riudoms (Tarragona) y tras pasar una semana del mortal atropello de Oliva (Valencia) en el que fallecieron tres ciclistas, otras dos conductoras han dado positivo después de provocar sendos atropellos a ciclistas.

El más grave se ha registrado en la localidad navarra de Lizoain, donde una joven ha arrollado a dos ciclistas en la carretera NA-150, en el término municipal de Lizoain (Navarra). Uno de los ciclistas ha resultado herido con un traumatismo en la cadera por lo que ha sido trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra. Horas después, se ha descubierto que otra conductora que cuadruplicaba la tasa de alcohol había atropellado a un ciclista en las cercanías de Pamplona, provocándole heridas leves.

El primer suceso, según informa Policía Foral, ha tenido lugar en torno a las 9:15 de la mañana cuando una conductora al parecer ha golpeado con el espejo retrovisor a uno de los ciclistas a los que pretendía adelantar.

Los agentes se encuentran investigando el suceso ya que la conductora ha relatado que no se percató del atropello porque se había dormido al haber estado trabajando de noche. Con el golpe se ha espabilado y se ha percatado de que no llevaba el espejo retrovisor, por lo que ha aparcado el vehículo en el pueblo más cercano y ha regresado andando hasta encontrarse con el lugar del suceso. Los ciclistas habían avisado inicialmente de que el vehículo no había parado tras el atropello.

Lo cierto es que al hacerle las pruebas de alcoholemia, la conductora ha dado positivo, aunque Policía Foral no ha precisado la tasa que ha dado. La ocupante del vehículo ha sido denunciada por los agentes.

Cuadruplicaba la tasa

Horas después, una conductora ha sido cazada cuando bajaba a gran velocidad del monte Ezcaba, situado en las cercanías de Pamplona. Se le ha practicado la prueba de alcoholemia y ha dado una tasa que cuadruplicaba el máximo permitido.

Posteriormente se ha sabido que la conductora había derribado a un ciclista en esa misma carretera provocándole heridas leves y daños en la bicicleta.