Los ministros de Sánchez prometen sus cargos ante el Rey - EFE

Los nuevos ministros «feminizan» la fórmula de la promesa ante el Rey

En una ceremonia sin Cruz ni Biblia, la mayoría prometen guardar secreto de las deliberaciones del «Consejo de Ministras y Ministros»

MadridActualizado:

Los diecisiete ministros, once mujeres y seis hombres, que forman el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez han prometido hoy jueves sus cargos ante el Rey en una ceremonia «aconfesional y feminista» celebrada en el Palacio de La Zarzuela, cinco días después de que prometiera el líder socialista.

Igual que hizo el presidente del Gobierno, los ministros han prescindido de los símbolos religiosos, la Biblia y la Cruz, y han prometido solo ante un ejemplar de la Constitución, que estaba abierto por el artículo 100, según el cual «los demás miembros del Gobierno serán nombrados y separados por el Rey a propuesta de su presidente».

Lo más novedoso de la ceremonia es que casi todos los nuevos ministros han cambiado la fórmula de la promesa, que la han adaptado al lenguaje que ellos consideran igualitario, al referirse al «Consejo de Ministras y Ministros». La nueva fórmula ha sido empleada por 13 los 17 ministros, excepto algunos varones y la ministra de Economía, Nadia Calviño, que se ha confundido un par de veces al leer la fórmula de la promesa.

De esta forma, la mayoría de los ministros han prometido «por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de… con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado y las deliberaciones del Consejo de Ministras y Ministros».

Durante la ceremonia, el jefe de Protocolo de la Casa del Rey, Alfredo Martínez, dio lectura a los reales decretos de nombramiento de cada uno de los ministros, que después prometieron sus cargos ante Don Felipe. La ministra de Justicia, Dolores Delgado, fue la primera en prometer su cargo, para poder así actuar como notario mayor del Reino y dar fe de la promesa de sus compañeros de Gabinete.

El resto de los ministros asumieron sus cargos por por el siguiente orden:

Carmen Calvo, vicepresidenta y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad; Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, de Unión Europea y de Cooperación; Margarita Robles, ministra de Defensa; María Jesús Montero, ministra de Hacienda; Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior; José Luis Ábalos, ministro de Fomento; Isabel Celaá, ministra portavoz de Educación y de Formación Profesional; Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo; Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación; Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública; Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica; Màxim Huerta, ministro de Cultura y Deporte; Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa; Carmen Montón, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.

Tras la promesa, Don Felipe recibió el saludo de cada uno de los ministros, y el nuevo Gobierno se hizo una foto de familia con el Rey.

La promesa de los nuevos ministros ha tenido lugar cinco días después de que Sánchez asumiera su cargo ante el Monarca. En aquella ceremonia, el presidente del Gobierno se convirtió en el primer alto cargo que prescindía de los símbolos religiosos y asumía exclusivamente ante un ejemplar de la Constitución. Fue Don Felipe quien introdujo hace casi cuatro años la libertad de elegir si se prometía en presencia de la Biblia y la Cruz, o solo ante la Carta Magna. Sin embargo, hasta ahora, ningún alto cargo había prescindido de los símbolos religiosos.