Lazos amarillos pintados sobre la verja metálica de la tienda de la madre de Albert Rivera
Lazos amarillos pintados sobre la verja metálica de la tienda de la madre de Albert Rivera - Twitter

Nuevo ataque independentista a la madre de Albert Rivera: pintan lazos amarillos en su tienda

Desde septiembre del año pasado, el comercio de la familia del presidente de Ciudadanos, en Granollers, ha sufrido al menos cuatro pintadas similares

MadridActualizado:

La tienda de la madre del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, volvió a aparecer ayer con lazos amarillos pintados en su verja metálica. No es el primer ataque que la familia del líder de la formación naranja sufre en algunas de sus propiedades ya que, desde septiembre del pasado año, el comercio situado en Granollers ha amanecido en al menos cuatro ocasiones con pintadas similares a favor del secesionismo.

Este nuevo ataque fue denunciado por Rivera a través de su cuenta de Twitter. En el tuit, acusa a los separatistas de ser los autores de esta pintada y de «señalar» los comercios de sus familiares. El dirigente «naranja» también hizo una referencia a la polémica surgida en los últimos días en torno a la colocación de cruces amarillas en las playas catalanas al asegurar que «algunos separatistas ya no se conforman con ocupar ilegalmente el espacio público», antes de concluir lanzando un claro mensaje: «Somos más los que queremos unión y convivencia que los que quieren división y supremacismo».

«Uno no se acostumbra nunca a que te señalen, pero mucho menos a tu familia», señaló ayer Rivera en una entrevista concedida a Onda Cero. «Esa es la España de la infamia. El separatismo, el supremacismo y presidentes como Quim Torra facilitan que ese discurso del odio cale», aseguró en esta radio.

Uno de los primeros episodios de violencia vividos por esta familia se produjo en 2008, cuando la tienda de los padres del político fue apedreada y mancillada con una pintada en la que les llamaban «puercos fascistas». En uno de los últimos ataques, en enero del presente año, la aparición de un lazo amarillo pintado sobre las puertas del comercio de la madre de Rivera provocó que el propio dirigente anunciase su intención de denunciar el hecho ante la Policía.

En las últimas semanas, los lazos amarillos en apoyo a la independencia y a los «presos políticos» se han multiplicado en todos los rincones de Cataluña, provocando una escalada de tensión entre los que están a favor y en contra de la colocación de símbolos secesionistas como estos en las calles catalanas.