Virginia López, la pasada semana a su llegada al juicio del caso Nóos, en Palma de Mallorca
Virginia López, la pasada semana a su llegada al juicio del caso Nóos, en Palma de Mallorca - EFE
MANOS LIMPIAS

Negrete, incapaz de justificar al juez la retirada de 109.600 euros en efectivo de una cuenta del sindicato

El magistrado rechaza archivar la causa contra la abogada del caso Nóos y Miguel Bernad por apropiación indebida

MadridActualizado:

La primera causa causa judicial contra los líderes de Manos Limpias, la apropiación indebida de más de cien mil euros de una cuenta del sindicato, seguirá adelante. Así lo ha decidido el titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Madrid, que acaba derechazar la petición de archivo presentada por la letrada Virginia López Negrete. Tanto ella como el líder del sindicato, Miguel Bernad, están imputados tras una denuncia presentada por la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid, un asunto desvelado por ABC el pasado noviembre.

La letrada que ejerce la acusación popular de Manos Limpias en el caso Nóos ha intentado que el magistrado sobresea el caso, pero su recurso fue rechazado la semana pasada porque los dos investigados no han podido demostrar en seis meses de instrucción por qué se repartieron a medias casi 110.000 euros del sindicato en metálico. Virginia López Negrete alega que su parte correspondía a «honorarios» por presentar un recurso del caso Afinsa, la estafa de los sellos de correos, pero el juez recoge en el auto que la abogada no ha aportado «las minutas que sustentan el cobro».

Además, los abogados de Manos Limpias no cobran, tal y como han repetido tanto ella como Miguel Bernad en varias entrevistas durante los últimos años. Bernad y López mantienen la versión de que los afectados de Afinsa «contrataron» los servicios de Manos Limpias, algo que no tiene encaje legal, dado que la organización es un sindicato y, como tal, no tiene ánimo de lucro.

Por otro lado, el juez ha incorporado a la causa la documentación remitida por el BBVA, en la que se acredita cómo Miguel Bernad y Virginia López se quedaron con los fondos del sindicato.

El dinero fue ingresado en una cuenta de Manos Limpias por un millar de afectados de Afinsa que aportaron algo más de cien euros por persona. A finales de 2010, los dos imputados abrieron una cuenta personal a nombre de ambos en una sucursal del BBVA en Valladolid, ciudad de la que proceden tanto Bernad como López Negrete.

Según la documentación a la que ha tenido acceso ABC, el secretario de Manos Limpias ordenó una primera transferencia de la cuenta del sindicato a la personal el 20 de diciembre de 2010 por un total de 14.000 euros. Le siguieron tres más: 17.000 euros el 27 de diciembre, 33.300 el 3 de enero de 2011 y 46.500 el 12 de enero. En total, 110.800 euros pasaron de la cuenta de Manos Limpias a la de sus líderes. Tras ordenar las transferencias debieron pensar que el desvío de fondos era demasiado evidente, por lo que ordenaron al banco de Valladolid devolver el dinero a la cuenta de Manos Limpias en Madrid.

El remedio fue casi peor que la enfermedad, ya que, a continuación, Bernad retiró el dinero en metálico y procedieron a repartírselo. El 18 de enero de 2011 el secretario de Manos Limpias hizo una primera retirada de 2.500 euros, a la que siguieron siete más hasta el 22 de marzo de 2011, el periodo investigado. Llaman poderosamente la atención dos operaciones: los 50.000 euros que Bernad sacó del banco el 14 de febrero de 2011 y los 53.100 que extrajo el 9 de marzo de ese mismo año. El total de los reintegros en metálico ascendió a 115.000 euros.

La entidad financiera, como es su obligación en materia de lucha contra el blanqueo de capitales, fotocopió el DNI de Miguel Bernad y envió al Sepblac la información sobre estas extraordinarias retiradas de efectivo. La Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias realizó un informe de inteligencia financiera y lo trasladó al organismo competente, la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía de Madrid. El Ministerio Público presentó la querella contra Bernad y López el pasado 19 de octubre y cifró finalmente la apropiación indebida en 109.600 euros.

Se negaron a declarar

Tras la admisión a trámite, ambos se han negado a declarar ante el juez, acogiéndose a sus derechos como investigados, la nueva figura del imputado. Virginia López, que fue citada por última vez el pasado 1 de marzo, alegó que no declaraba porque su comparecencia «iba a ser grabada», como marca la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Cuando ABC conoció la presunta apropiación indebida, se puso en contacto con Miguel Bernad, que actualmente está encarcelado por su pertenencia a la trama de extorsión liderada por el presidete de Ausbanc, Luis Pineda.

Bernad reconció a este diario que había retirado el dinero: «Me quedé la mitad para pagar deudas del sindicato y le di la otra mitad a Virginia López para abonarle sus honorarios», sostuvo en conversación teléfonica. Preguntado por qué realizó esos movimientos tan elevados en metálico, aseveró que «el banco no estuvo a la altura y, además, si el origen del dinero es lícito lo puedo sacar en metálico cuando quiera». Virginia López no atiende las llamadas de ABC.