La Guardia Real durante el desfile del Día de la Fiesta Nacional. Han participado 3.900 efectivos, 84 vehículos y 78 aeronaves - EFE/ Vídeo: RC

Muchas ganas de España en el desfile militar del Día de la Fiesta Nacional

El Rey, la Policía Nacional y la Guardia Civil, centro de las ovaciones ciudadanas

MADRIDActualizado:

Había muchas ganas de España y el desfile militar en el día de la Fiesta Nacional así lo constató. Aplausos y ovaciones al himno, vivas a España, al Rey, a las Fuerzas Armadas... y, sobre todo, cariño a la Policía Nacional y a la Guardia Civil.

Gente, mucha gente, se congregó desde primera hora de la mañana (los madrugadores desde las 8:30h.) en el eje del madrileño Paseo de la Castellana para asistir al desfile militar más espectacular de los últimos años por el Día de la Fiesta Nacional. Banderas de España, muchas banderas.

El desafío independentista catalán estaba en el ambiente. Era la primera aparición pública de Su Majestad el Rey tras su histórico discurso del 3 de octubre para hacer frente a la ilegalidad planteada por la Generalitat de Cataluña. Por ello, tampoco faltó entre los ciudadanos alguna demanda, a viva voz, de «Puigdemont a prisión» (solo al inicio, esto último).

Los vivas y aplausos acompañaron en todo momento la llegada del Rey, puntual a las 11 de la mañana y con uniforme de capitán general del Ejército del Aire. Junto a él, Doña Letizia, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

Antes, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también fue recibido entre aplausos. En la comitiva de bienvenida estaban también la anfitriona del acto, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general Fernando Alejandre.

Al desfile acudieron todos los miembros del Gobierno menos el ministro de Economía, Luis de Guindos, en viaje, y todos los presidentes de las Comunidades Autónomas menos Carles Puigdemont (Cataluña), Íñigo Urkullu (País Vasco) y Uxue Barros (Navarra).

A diferencia del pasado año con un PSOE con gestora, este año sí acudió el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (sin corbata), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Sigue sin acudir Pablo Iglesias, que en esta edición sin embargo sí optó por mandar una representación de Podemos.

Aplausos a Guardia Civil y Policía Nacional

En total, 3.900 efectivos, 78 aviones y 84 vehículos hicieron las delicias de los miles ciudadanos que arroparon la parada militar en un día festivo en el que por primera vez en mucho tiempo desfilaba la Policía Nacional. Precisamente ellos, y la Guardia Civil fueron los más ovacionados por los asistentes al desfile.

Este año el formato del desfile se cambió para ganar en estética y amplitud, con la tribuna de presidencia situada en la plaza de Lima, frente al estadio Santiago Bernabéu.

Tras la llegada de la Bandera, traída por la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire, el homenaje a los que dieron su vida por España, la Patrulla Águila tronó tiñendo de rojo-amarillo-rojo el cielo de Madrid.

También hubo un homenaje a los fallecidos en los atentados de Cataluña del 17-A y al español Ignacio Echeverría fallecido en los ataques de Londres cuando trató de enfrentarse los asaltantes yihadistas.