Los Mossos estuvieron en dos ocasiones en la mezquita de Ripoll antes de los atentados

Abdelbaki El Satty mostró un comportamiento sospechoso al ofrecerse como imán en Vilvordee,...

Actualizado:

Abdelbaki El Satty mostró un comportamiento sospechoso al ofrecerse como imán en Vilvordee, Bélgica. No pudo demostrar serlo y tampoco pudo demostrar que carecía de antecedentes penales como le pidieron que probara. Para entonces un policía belga ya había enviado un email al número dos de la Unidad de Información de los Mossos interesándose por Abdelbaki El Satty. Era enero de 2016. Ni sospecha, ni acusación, ni alerta. En marzo el agente de los Mossos respondió que El Satty no era conocido. Dos meses más tarde guiaba el rezo en la mezquita de Ripoll, recién abierta. Se dio en ese momento su nombre a la Policía catalana. Los agentes volvieron al lugar por unas pintadas en su puerta; tenían ya el nombre de El Satty. Su vida terminó en Alcanar, pero su objetivo se cumplió en Las Ramblas y Cambrils.-Redacción-