España

Policía y Guardia Civil pidieron a los Mossos dar la foto del terrorista huido

Recomendaron desde el sábado a la policía autonómica que lo más eficaz era facilitar la imagen de Younes Abouyaaquob, aún sin saber con certeza si era el conductor de la furgoneta. Tras conseguir los Mossos la confirmación, se difundió este lunes al mediodía. A las dos horas ya daba resultado

Abouyaaqoub fue visto anteriormente cerca de la estación de tren de Vilafranca del Penedès (Barcelona) - EFE

Abatido en un campo de viñas. Younes Abouyaaqoub, el terrorista que conducía la furgoneta que el pasado jueves arrebató la vida de 13 personas en el atentado de las Ramblas de Barcelona, fue abatido ayer por una pareja de agentes de los Mossos d’Esquadra en un paraje rural cercano a la pedanía de Subirats, en la comarca del Alt Penedés (Barcelona). Cuando se cumplían cuatro días exactos del ataque terrorista de la pasada semana, prácticamente a la misma hora en que sucedieron aquellos terribles hechos, Youanes caía.

Con su muerte, la célula de doce terroristas que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) -causante de la muerte de quince personas, y con nueve heridos críticos ingresados-, queda neutralizada: hay cuatro personas detenidas y ocho fallecidos. Entre estos últimos los dos que perdieron la vida el día antes de los atentados en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) -base logística del grupo y convertida en fábrica de explosivos-, los cinco que fueron abatidos el jueves en Cambrils (Tarragona) y finalmente el terrorista Younes Abouyaaqoub ayer. Aunque se sospechó por momentos que éste estuviese acompañado por otra persona -los Mossos hicieron varias intervenciones en Sant Sadurní para comprobarlo- finalmente se descartó.

Aún a falta de ulteriores investigaciones que determinen algunos aspectos sin cerrar -el alcance de sus contactos internacionales, de manera principal-, el operativo policial se da por cerrado. El alivio y satisfacción entre los Mossos d’Esquadra después de los que han sido los cuatro días más difíciles de su relativa corta existencia era evidente, también en clave política, con un presidente Carles Puigdemont que afirmó que con la «eficacia» demostrada por la policía catalana ya «nadie discute» que tengan presencia en organismos internacionales.

Tal y como relató el mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, la captura de Youanes se produjo después de que dos mandos policiales, que regresaban precisamente tras asistir a una reunión en la que se les mostró su foto, le reconocieran cerca de la estación de tren de Sant Sadurní d’Anoia. En paralelo, una vecina con «amplios conocimientos en fisonomía», llamó a los Mossos asegurando no tener dudas de haber visto al sospechoso. Avisó también de que le parecía anormal que llevase camisa de manga larga con el calor que hacia.

Patrulla de proximidad

De inmediato se ordenó cercar la zona. Una patrulla de proximidad de los Mossos dio con él agazapado entre viñedos. Tras darle el alto, Younes se incorporó de inmediato, y abriéndose la camisa y gritando en árabe «Alá es grande», mostró lo que parecía un cinturón cargado de explosivos. Los Mossos abrieron fuego acabando con su vida. Fuentes policiales aseguraron que este comportamiento es típico de Daesh, una suerte de suicidio o incitación a ser disparado para evitar ser capturado.

Tras comprobar los Tedax que el cinturón era simulado -al igual que los que llevavan los cinco terroristas de Cambrils-, la comprobación de las huellas permitió identificar a Younes.

Entre viñedos, a pocos metros de una depuradora y en la ladera de una montaña situada entre los municipios de Sant Sadurní d’Anoia y Gelida, el dispositivo policial de los Mossos fue enorme, y a una distancia de un kilómetro todos los accesos quedaron cerrados. Los helicópteros sobrevolando la zona indicaban que la operación seguía abierta pese a haber neutralizado al único sospechoso que seguía huído. «Me comentan que hay otro hombre que ha escapaado. Que en Sant Sadurní están deteniendo gente», indicaban vecinos la zona que se acercaron al cordón policial. Los rumores se demostraron falsos.

Eduard Queral, uno de los presentes, aseguraba a ABC haber coincidido con Younes «en un bar de Vilafranca hace unos dos meses», extremo en cualquier caso que la investigación deberá determinar. También se acercó la alcaldesa de Sant Sadurní, María Rosell, que confirmó que fue la llamada de una vecina la que puso sobre la pista a la policía autonómica.

Al respecto, y según ha podido saber ABC, ayer por la mañana se produjo una conversación clave entre el ministro del Interior, José Ignacio Zoido, y el consejero catalán Joaquim Forn en el que se acordó dar difusión a la imagen del sujeto y pedir la colaboración ciudadana. No fue una decisión a la que se llegó fácilmente, en tanto que los Mossos eran reticentes a dar este paso hasta tener la total certeza de que Youanes era el autor material del atropello de Barcelona.

Por contra, la Policía Nacional y la Guardia Civil venían recomendando desde el sábado que lo más eficaz en una situación de estas características era facilitar la imagen, aún en el caso de que no se tuviese la certeza completa de que Youanes conducía la furgoneta, si bien sí se consideraba seguro que formaba parte de la célula. Ayer por la mañana, y tras conseguir los Mossos la confirmación de la autoría directa de Youanes, se difundió finalmente la imagen al mediodía. A las dos horas ya daba resultado.

Operación en Marruecos

Aunque la célula está neutralizada, la investigación prosigue. Ayer se confirmó por ejemplo que el imán de Ripoll que se sospecha que radicalizó a los jóvenes está entre los muertos de Alcanar.

En paralelo, el operativo de ayer se producía de manera simultánea a una vasta intervención de la DST de Marruecos, que durante estos días está interrogando a decenas de personas a las que se supone haber mantenido contacto con alguno de los integrantes de la célula catalana de Alcanar. Entre estos interrogados, pero ya en condición de detenido por la policía marrroquí, está el individuo arrestado en Uxda, casi en el linde con Argelia, y del que se sospecha que podría ser el enlace de Moussa Oukabir (abatido entre los cinco terroristas de Cambrils), tal y como informó ayer ABC.

En paralelo, y con objeto de profundizar en la investigación, está previsto que esta semana el ministro Zoido viaje a Francia para entrevistarse con su hómologo en el país galo y profundizar en materia de cooperación antiterrorista, de manera particular por lo que respecta a la célula neutralizada en Barcelona. Queda por resolver el alcance de los contactos internacionales y determinar si la célula recibió asesoramiento logístico, órdenes directas o incluso ayuda financiera, si bien fuentes policiales recuerdan que los explosivos con los que pretendía atentar la célula son baratos.

Toda la actualidad en portada

comentarios