Jordi Montull y su hija Gemma han llegado a un acuerdo con el fiscal
Jordi Montull y su hija Gemma han llegado a un acuerdo con el fiscal - EFE

Los Montull dirán mañana «toda la verdad sobre el tema» en el juicio del caso Palau

El exdirector del Palau confirma de forma implícita el pacto para incriminar a Convergència

BarcelonaActualizado:

Del juicio del caso Palau al juicio por las mordidas de CDC. La vista oral sobre el expolio del Palau de la Música, que se reemprende mañana, puede dar un vuelco definitivo si se confirma el pacto entre la Fiscalía y dos de los principales encausados, el exdirector administrativo Jordi Montull, y su hija, la exresponsable de finanzas de la institución Gemma Montull. Ambos buscarían un mejor trato a cambio de incriminar a CDC en el cobro de comisiones por la adjudicación de obra pública.

Fuentes judiciales señalan que el pacto estaría prácticamente cerrado, algo que de manera implítica vino a reconocer ayer el propio Montull. Éste, que la semana pasada ya dijo que a partir del miércoles todo «será más divertido», aseguró ayer que su hija está dispuesta, vino a decir, a tirar de la manta: «Cuando mi hija declare, yo ratificaré lo que ella diga, porque ella dirá la verdad, la verdad de todo el tema». Según lo anunciado, Gemma Montull comparecerá primero ante el tribunal, en una declaración que se se prevé que señale a CDC como responsable del cobro de comisiones, mientras que su padre lo haría a continuación para ratificar sus afirmaciones. Está por ver si la declaración se limita a confirmar la responsabilidad del también imputado Daniel Osàcar, extesorero de Convergència, o si del interrogatorio se deducen más nombre del partido implicados.

«Esto estaba en marcha»

Con este movimiento, se confía en que la Fiscalía acepte rebajar la pena que solicita ahora para Gemma Montull, 26 años, por otra que no implique la entrada en prisión. En declaraciones a TV3, su padre insistió en la inocencia de su hija: «No tenía ni firma, no tocaba dinero alguno. Había entrado en el Palau hacía tres años, cuando esto estaba en marcha y lo que quiso fue arreglarlo», añadió. «Yo supongo que los datos que ella tenga los querrá decir y querrá decir la verdad. Aquí lo que estamos es con la verdad, nada más», añadió.

Si el pacto entre los Montull y la Fiscalía se cree ya cerrado, se desconoce si el otro gran implicado, Fèlix Millet, irá en la misma dirección. Lo que sí se conoce es que el equipo para saquear que conformaron Millet y Montull ya no es tal. No hay una estrategia de defensa conjunta.

El propio Montull lo reconocía al apuntar que «no sabe qué hará» su excolega. «Yo hablo con él: ¿cómo te encuentras, cómo estás? Pero no puedo responder por él, porque yo llegué allí y ya estaba el asunto hecho», añadió a modo de declaración exculpatoria. Ciertamente, y según se mire, en el juicio del Palau mañana comienza lo «divertido», algo preocupante para CDC.