El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - EFE

La Moncloa contesta a Puigdemont: «Es un chantaje y el Gobierno no lo va a permitir»

El Ejecutivo considera que el presidente de la Generalitat «ha hecho una declaración implícita de independencia» y actuará

MadridActualizado:

Nada más acabar el discurso de Carles Puigdemont en el Parlamento autonómico catalán, fuentes de La Moncloa han señalado a ABC que hemos asistido «a un chantaje al Estado retransmitido en directo». «El Gobierno no va a ceder a ningún chantaje, no lo va a permitir», han señalado las mismas fuentes, que han subrayado que la declaración de esta tarde «tendrá consecuencias» legales sobre Puigdemont. El Gobierno cree que Puigdemont ha hecho una declaración implícita de independencia. [En directo, últimas noticias y reacciones a la declaración independencia de Cataluña de Puigdemont]

Según fuentes del Ejecutivo, el Gobierno considera que no se puede aceptar dar validez a la ley del Referéndum, suspendida por el Tribunal Constitucional., y no se puede dar como válido el supuesto recuento de un referéndum fraudulento e ilegal.

«Ni mucho menos se puede dar por sentado que los catalanes han dicho que quieren la independencia. Tampoco es admisible hacer una declaración implícita de independencia para luego dejarla en suspenso de manera explícita», han subrayado.

En este momento, en La Moncloa están reunidos el presidente Rajoy, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, en contacto con el ministro de Justicia, Interior y Hacienda, para analizar las medidas que se tomarán.

Consejo de ministros extraordinario

El Gobierno celebrará mañana una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros que estudiará la aplicación de las medidas que sean necesarias para afrontar la crisis catalana. Así lo ha anunciado esta noche en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el discurso del presidente catalán, Carles Puigdemont, ante el pleno del Parlament.

«El discurso de una persona que no sabe dónde está, a dónde va ni con quién quiere ir», ha dicho la vicepresidenta, según recoge Efe, después de que Puigdemont haya dicho esta tarde que asume el «mandato del pueblo» para que «Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república», pero acto seguido ha propuesto «suspender los efectos de la declaración de independencia» para abrir la puerta al diálogo.