Josep Rull (izqda.) y Jordi Turull hablan por videoconferencia con Puigdemont el martes, tras salir de la cárcel
Josep Rull (izqda.) y Jordi Turull hablan por videoconferencia con Puigdemont el martes, tras salir de la cárcel - EFE

Así es el menú de Estremera que el «exconseller» Rull llamó «flatulento»: pollo, verduras y bacalao

Una comida tipo de la cárcel de Estremera se compone de sopa de primero; pescadilla rebozada o filete de ternera de segundo; y fruta o yogur de postre. Junqueras probó el gazpacho y la tortilla española. Desayunaron café con churros

MadridActualizado:

El exconsejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha criticado duramente el menú que le ofrecían en la cárcel de Estremera, donde ha cumplido prisión preventiva acusado de rebelión. Tras abandonar la cárcel, el pasado lunes, Rull ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio que la comida «me ha hecho sufrir mucho». Aseguró que salió «con toda la boca llena de llagas", que el menú «era muy flatulento, para entendernos, un cocido de aquellos intensos», e incluso que «el primer día nos dieron unas hamburguesas que estaban tan quemadas que se me rompió el tenedor».

La verdad es que mucha gente desearía comer a diario lo que se sirve en Estremera o en cualquier otro centro de Instituciones Penitenciarias. Uno de los menús diarios que se le sirvió a Rull y que, entre otros, también tomó el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, es este: para desayunar, café con leche y churros; en la comida, gazpacho, tortilla española y fruta; para la cena, sopa, pescadilla rebozada y yogur.

Una vez por semana hay paella, que se acompaña con una ensalada mixta. Una de las cenas que se han servido recientemente ha sido crema de calabacín y salchichas al horno (pescado para el que esté a dieta). De postrepueden elegir entre fruta o un lácteo.

Otros platos que se repiten en el menú es el pollo, cocinado de distintas maneras, la pechuga de pavo y el salmón a la plancha. Todos los cocineros son personal de Instituciones Penitenciarias salidos de una escuela de cocina oficial y que han pasado por un proceso de selección, que incluye una prueba teórica y una práctica. La última comida de Rull y el retso de políticos, la del pasado lunes, fue fabada asturiana.

Este jueves, el portavoz de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP), Nacho Gutiérrez, aseguró que en las cárceles del resto de España se come mejor que en las catalanas: «Seguramente quisieran comer en los servicios públicos de Cataluña como se come en las cárceles españolas», dijo en declaraciones a Europa Press. Cataluña es la única comunidad autónoma que tiene transferidas las competencias de Prisiones. Allí la comida la suele suministrar una empresa externa.

Nacho Gutiérrez destaca que en las cárceles de fuera de Cataluña se siguen criterios nutritivos y que existe una variedad de menús que no se da en las prisiones catalanas, que conoce personalmente porque trabajó en ellas en el pasado. «Este señor estaría acostumbrado a comer de restaurante», dijo el portavoz de ACAIP.