Marruecos mantiene la inmigración apartada de la valla de Ceuta

La Gendarmería evita que los subsaharianos permanezcan en los bosques. No hay asaltos hace dos meses

CeutaActualizado:

Las redadas llevadas a cabo por la Gendarmería de Marruecos en los montes marroquíes más próximos a la frontera con Ceuta han aminorado la presión migratoria hasta el punto de que no se ha producido ningún salto al vallado en dos meses. Según confirmaron a Efe fuentes policiales, las redadas tienen como objetivo evitar que los inmigrantes se acumulen en los bosques próximos al perímetro fronterizo ceutí y posteriormente intenten una entrada en grupo.

Estas redadas se han producido después de que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad se viera totalmente colapsado en febrero pasado con la llegada en tres días de más de 800 inmigrantes subsaharianos en dos entradas masivas por la frontera. La primera entrada se registró el 17 de febrero con el acceso de 498 personas, mientras que la segunda se produjo el día 20 cuando otros 356 inmigrantes consiguieron entrar.

En las últimas semanas se han producido varias redadas en el entorno fronterizo y se han habilitado nuevos medios de control en el lado marroquí. El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Ceuta, pese a estar preparado para 512 plazas, acoge a unos 900 inmigrantes, la mayoría subsaharianos.