Margarita Robles (i), junto a Narbona, Sánchez, Escudero y Tezanos
Margarita Robles (i), junto a Narbona, Sánchez, Escudero y Tezanos - EFE
Perfil

Margarita Robles, una juez siempre obediente al PSOE

La diputada socialista sustituye en la portavocía a José Luis Ábalos, hasta entonces en el cargo de manera provisional

MadridActualizado:

Margarita Robles (León, 1957) es magistrada de carrera, pero siempre tuvo una sesgada vocación política desde que se asoció a Jueces para la Democracia, considerada una extensión del PSOE en la Judicatura.

Su designación ahora como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista a las órdenes de Pedro Sánchez, de quien ha sido escudera desde que decidió incorporarla a su lista electoral, viene a rubricar toda una carrera al servicio del PSOE. Lo fue como subsecretaria de Justicia en 1993 con Felipe González, después como secretaria de Estado de Interior del «biministro» Juan Alberto Belloch en plena fuga de Luis Roldán, como magistrada del Tribunal Supremo, al que accedió a propuesta de los vocales del CGPJ designados por el PSOE, y más tarde aún, hasta 2013, como vocal de propio Poder Judicial, donde se erigió en la ejecutora de las estrategias judiciales y nombramientos que interesaban a ese partido.

Siempre en las penumbras del aparato más progresista y sectario de la justicia, nunca perdió su vinculación con el PSOE: ni con Zapatero, ni con Rubalcaba, ni ahora con Sánchez, de quien tiene el mandato de imponerse por la fuerza a un grupo parlamentario muy dividido, muchos de cuyos miembros no ven en ella a la persona idónea, entre otros motivos por su perfil a menudo autoritario, y porque ni siquiera es militante.