El exministro de Exteriores José Manuel García Margallo - ABC | Vídeo: El Congreso del PP se celebrará los próximos días 20 y 21 de julio ATLAS

Margallo empieza a recoger firmas para su posible candidatura mientras «vigila» a Santamaría

Cargos populares advierten de que no es momento de «experimentos» dentro del PP

MadridActualizado:

Presentarse como candidato para presidir el PP es tan sencillo como ser afiliado con al menos un año de antigüedad, estar al corriente del pago de la cuota anual y presentar cien firmas de afiliados en pleno uso de sus derechos. Por eso, los populares ven bastante factible que haya «competencia interna» en el sistema de doble vuelta, que se estrena en el congreso nacional, y no descartan que se presenten aspirantes con poca posibilidades, aunque solo sea para tener protagonismo en el debate. Con 860.000 afiliados, que es la cifra oficial, «podría haber hasta 8.600 candidaturas», exageran los populares para que se vea que las puertas «están abiertas». De momento, el más madrugador ha sido el exministro Margallo, que ya ha empezado a moverse para recoger los 100 avales, por si decide finalmente presentarse, según confirmó a ABC.

Más allá de los nombres de Alberto Núñez Feijóo, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, que son los mejor situados ahora mismo, puede haber «tapados» y posibles aspirantes que se están pensando si dan el paso o no para participar en la primera vuelta de la elección, en la que votan los militantes. Unos están a disposición del partido si se requiere su presencia, y otros se autodescartan, pero siguen estando en las quinielas.

Un liderazgo «ya cuajado»

En esta situación tan abierta, cargos del PP consultados por ABC creen que el partido debe asumir con normalidad que haya más de una candidatura, pero advierten de que su formación política no puede permitirse «experimentos» ni un liderazgo poco consolidado que genere dudas sobre su proyecto. Nadie sabe lo que va a durar el Gobierno de Sánchez ni cuándo serán las generales, pero el PP quiere estar preparado a partir de septiembre, con un nuevo presidente que esté ya «cuajado». A la vuelta del verano los populares tienen que elegir a los candidatos para las elecciones autonómicas y locales, y el partido debe funcionar ya a toda máquina.

El plazo para presentar las precandidaturas se abre el lunes 18 de junio y acaba el miércoles 20 a las 14 horas. Feijóo, Santamaría y Cospedal no han descubierto aún sus cartas, y se dedican a calibrar bien sus fuerzas antes de anunciar su decisión. En su entorno también guardan silencio, pero las reuniones se suceden. En los últimos días, cargos del PP y la mayoría del Grupo Popular han defendido una sola candidatura de peso, pero si se ven obligados a elegir piden que tras el congreso, como reclamó Rajoy, el ganador tienda la mano a los vencidos.

Entre los posibles candidatos que se lo están pensando está José Manuel García Margallo. El exministro y diputado del PP confirmó a ABC que anunciará su decisión en los próximos días, tras conocer al resto de competidores y su programa político. Margallo se siente más cercano a Feijóo o Cospedal, y confiesa que está «en las antípodas de Sáenz de Santamaría». Por ahora, se dedica ya a recoger firmas.

Otro exministro, Íñigo de la Serna, mantiene la incógnita sobre sus intenciones. De momento, guarda silencio, pero es una de las opciones más serias que se han manejado para una posible integración o para asumir una responsabilidad en caso de necesidad por parte del partido.

José Ramón Bauzá, expresidente autonómico de Baleares, explicó a ABC que está «trabajando en el proyecto de crear una corriente liberal» dentro del partido, con dos opciones: integrarse en uno de los proyectos que se presenten, o defender una candidatura propia. Las opciones que tiene de ganar son muy escasas, pero su presencia le valdría para lograr cierto protagonismo en el debate.

Opciones de peso

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, una de las personas de más confianza de Mariano Rajoy y que no crea tensiones internas, no se ha postulado, pero está en las quinielas y las encuestas. El lunes, en la Junta Directiva Nacional, se dejó ver desde el primer momento junto a Feijóo. Podría ser una opción segura si se produjera un «vacío» en el partido.

El vicesecretario general de Comunicación del PP, Pablo Casado, es otro de los nombres que han circulado, aunque fuentes próximas a él descartan su candidatura. Como los demás vicesecretarios del partido, Casado ha decidido mantenerse en un plano discreto y neutral durante el proceso.

Exministro y presidente del PP vasco, Alfonso Alonso confirmó a ABC que no disputará el liderazgo del partido, pero su firma se ha barajado en varios momentos entre los populares.