La lancha «asesina», de 7,5 metros de esolar y con un motor de 300 CV - EFE / / Vídeo: Fallece un niño de 8 años arrollado por una lancha de las utilizadas para el narcotráfico

La lancha que mató al niño se dedica a abastecer a traficantes

El ministro Zoido asegura que es de recreo, pero había sido interceptada con bidones de gasolina

MadridActualizado:

Los informes policiales indican que «ninguna de las dos lanchas ha estado dedicada al narcotráfico y que su uso es de recreo o deportivo, por lo que no tienen las características de las narcolanchas». Son palabras del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ayer por la mañana tras lamentar la muerte de Manuel, el niño de nueve años al que una semirrígida le pasó por encima en la playa algecireña de Getares.

Sin embargo, los informes policiales a los que aludió Zoido no coinciden con los que manejan la propia Policía y la Guardia Civil. Casi al mismo tiempo que se producían esas declaraciones, el comisario jefe de Algeciras, Luis Esteban, explicaba a los medios que la lancha fue interceptada «semanas atrás» por el Servicio Marítimo llevando a bordo bidones de combustible «probablemente para surtir a otras embarcaciones que sí pudieran estar dedicándose directamente al narcotráfico».

Como informó ABC, la embarcación fue intervenida porque carecía de documentación y, horas antes del accidente, su dueño la recuperó al entregar los papeles a la Guardia Civil, que la custodiaba en su depósito. El comisario Esteban ha precisado que no son estas las lanchas habituales para transportar el hachís, pero sí para surtir de combustible a las conocidas como narcolanchas.

En puridad, la que acabó con la vida de Manuel, de 7,5 metros de eslora y con un solo motor de 300CV no es un pues una «narcolancha», como el ministro se ocupó de recalcar, pero sí es una de las embarcaciones típica que participan en la cadena de los narcos y, de hecho, ya fue interceptada en esas labores de suministro de gasóil. Zoido tampoco explicó que había sido interceptada con bidones; tan solo se refirió a la falta de documentación.

«Para decir que no es una narcolancha se basan en que no tiene dos, tres o cuatro motores que es lo que nos estamos encontrando aquí, pero esos dos, tres o cuatro motores son para transportar entre 2.500 y 4.000 kilos de droga. Sí lleva uno de esos, solo uno, pero de 300 CV. Nadie usa un motor así para ir a pescar o darse un paseo. Con esta potencia puede transportar 600 kilos de hachís perfectamente a una velocidad aceptable. Los traficantes las están empleando sobre todo para transporte y cambio de tripulaciones, es decir acercan a tres tíos y los cambian por otros tres que han pasado quizá dos días en el agua: les llevan combustible (20 o 30 petacas de gasolina), comida, agua y lo que necesiten, por ejemplo baterías para los teléfonos», detallan a ABC fuentes de la Guardia Civil.