Jean-Claude Juncker y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo
Jean-Claude Juncker y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo - ÁNGEL DE ANTONIO

Juncker descarta mediar en Cataluña: «No quiero una Europa formada por 98 países»

El presidente de la Comisión Europea: «Si permitimos la independencia, lo harán otros después, y eso no me gusta»

BruselasActualizado:

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha cerrado este viernes la puerta a una posible mediación de la Unión Europea en la crisis política en Cataluña, porque a su juicio crearía «más caos», al tiempo que ha rechazado la independencia como opción porque no quiere «una Europa formada por 98 países».

«Si permitimos, aunque no sea nuestro asunto, que Cataluña se independice, también lo harán otros después y eso no me gusta. No quiero una Unión Europea que dentro de 15 años esté formada por 90 países, sería imposible», ha defendido Juncker en una charla con estudiantes en Luxemburgo.

El jefe del Ejecutivo comunitario también ha explicado que la Unión Europea no piensa intervenir como mediador para salir de la crisis, a pesar de que así lo hayan solicitado desde la Generalitat, y ha recalcado que cuando la institución ha asumido ese papel lo ha hecho «entre Estados miembro».

Además ha señalado que «sólo una parte» ha llamado a la mediación europea y que ni él ni el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, podrían hacerlo porque «crearía mucho más caos» en la Unión Europea.

El ex primer ministro luxemburgués se ha mostrado «preocupado» por el desafío independentista y por el hecho de que la búsqueda de una identidad propia lleve a muchos a pensar que esa identidad «es incompatible» con la de otros.

Juncker también ha revelado que «hace tiempo» que pidió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tomar «iniciativas» para que la situación «no se fuera fuera de control». «Se han hecho algunas cosas, otras han quedado intactas», ha añadido.

En cualquier caso ha llamado al «sentido de la responsabilidad de todos los actores» implicados y ha insistido en que la Comisión Europea «no interfiere» en este asunto.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha hecho estas declaraciones en alemán y ha bromeado con que elegía este idioma para que «nadie en Cataluña lo entiendan».

En otra charla con espectadores y «youtubers» el pasado septiembre, unas declaraciones suyas pronunciadas en francés y en las que afirmó que sólo respetaría un referéndum avalado por el Tribunal Constitucional crearon gran polémica por las distintas interpretaciones que se les dieron.

«Empezar por la Constitución»

Por su parte, el vicepresidente primero de la Comisión Europea y responsable de Estado de derecho, Frans Timmermans, ha advertido hoy también a quienes conducen el desafío independentista en Cataluña de que cualquier proceso debe respetar la ley y, por tanto, si quieren cambios deben «empezar por la Constitución».

Timmermans se ha manifestado en estos términos durante un debate con ciudadanos en Siracusa (Sicilia): «Para mí está claro: Si se quiere cambiar el orden constitucional de un país, entonces se debe empezar por la Constitución», ha asegura. En esta línea, Timmermans ha añadido que «si no te gusta la ley tienes derecho a querer cambiar la ley, tienes derecho a contestar la ley, pero no tienes el derecho a ignorar la ley. No es posible».

El vicepresidente comunitario también ha recordado lo dicho por Bruselas en las últimas semanas, incluido el pleno respeto al orden constitucional español y la llamada al diálogo «entre todos los españoles», así como la censura al uso de la violencia.

«La violencia no da soluciones y debemos encontrar un diálogo entre todos los españoles,para encontrar un futuro común de todos los españoles», ha expresado, para recalcar después que todo ello ha de tener lugar dentro del Estado de derecho. Además ha recalcado que «si no tenemos esto en Europa (el Estado de derecho), no tenemos nada».