ABC / Vídeo: Assange y Pérez-Reverte se enfrentan por Cataluña

Julian Assange colgó 40.000 mensajes en Twitter apoyando el secesionismo catalán

Una querella del Fiscal General del Estado denuncia que esta actividad no ha sido «espontánea»

MADRIDActualizado:

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, habría colgado alrededor de 40.000 tuits apoyando la independencia catalana; mientras que el exanalista de la NSA (Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU.), Edward Snowden, habría tuiteado o retuiteado 8.198 mensajes. Estos datos, recogidos en el último boletín de «CIBERelcano», realizado por el think tank Real Instituto Elcano, se conocen días después de una querella presentada por el Fiscal General del Estado, en la que se hace alusión a la inmensa campaña de imagen orquestada por el Gobierno catalán para conseguir la empatía internacional hacia sus ambiciones secesionistas.

Dicha campaña se habría cocinado a través de organismos creados a la sombra de la Generalitat, como el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat). Fundado en 2012 -y suprimido el 27 de octubre tras la aplicación del artículo 155-, el objetivo de este consorcio público-privado, participado en más de un 90% por la Generalitat, ha sido proyectar la imagen de Cataluña a nivel internacional y buscar apoyo hacia su proceso independentista. Según la querella presentada por la Fiscalía, en 2017 el Gobierno catalán habría aumentado los recursos para incrementar el impacto de su campaña, destinando a Diplocat un presupuesto de unos dos millones de euros para sus actividades.

Más allá de organizar conferencias y debates, y de intentar concertar entrevistas en importantes medios internacionales, Diplocat estaría presuntamente detrás de la campaña en redes sociales a favor de la independencia y en contra del Estado Español. Para ello habría utilizado a «personajes más o menos conocidos del panorama internacional», según refleja la querella presentada la semana pasada por la Fiscalía General del Estado contra el expresidente Carles Puigdemont y los miembros de su Govern por presuntos delitos de sedición, rebelión y malversación. En ella, el Ministerio Fiscal se refiere a las tres fases en las que se habría desarrollado el proceso secesionista.

«Relato único y sesgado»

Respecto a la campaña de imagen internacional, según el documento, el objetivo habría sido el de «llevar un relato único y sesgado de la situación de Cataluña que les permitiera más adelante justificar el referéndum y la posterior declaración de independencia». Asimismo, este relato les serviría para «presentarse como víctimas de la represión del Estado español para justificar la intercesión de la comunidad internacional en su separación de España». Es ahí donde este «lobby» habría contado con colaboradores no altruistas.

«La adhesión de personas más o menos conocidas del panorama internacional, que van desde Julian Assange hasta Yoko Ono, no ha sido espontánea», afirma la Fiscalía. Una afirmación que el exmagistrado Baltasar Garzón, miembro del equipo legal que defiende a Assange, desmintió esta semana en declaraciones a la SER, asegurando que es «falso» que su defendido «haya cobrado dinero para posicionarse en favor de la independencia de Cataluña». Y no descartó emprender acciones legales.

Lo cierto es que, según los datos aportados por Adolfo Hernández, subdirector de «THIBER», que firma el informe de CIBERelcano, la participación del fundador de WikiLeaks en las redes sociales sobre el tema catalán ha sido -y sigue siendo- extraordinaria: «En relación con los potenciales bots sociales u otros desarrollos similares coordinados y específicos, se ha podido comprobar que las cuentas de Twitter de Assange y Snowden representaron alrededor de un tercio del tráfico de Twitter bajo el hashstag #Catalonia».

Esto es, de los más de 150.279 tuits y retuits generados, «alrededor de 40.000 de esas interacciones vinieron de la cuenta de Twitter de Assange; y 8.198, de la de Snowden». Asimismo, afirma que un estudio de 5.000 seguidores de Assange, «reveló que cerca del 59% son perfiles falsos», y que están programados para «reproducir automáticamente mensajes específicos».

Lazos con el Kremlin

Dentro de esta campaña para intentar influir a favor del proceso independentista, también habrían estado involucrados otros actores: «Cuentas de Twitter favorables al Kremlin han aumentado en un 2.000% sus menciones a la crisis catalana». Entre estos agentes, estarían publicaciones con lazos directos con el Gobierno de Vladímir Putin, como «Russia Today» (RT) y «Sputnik», «que han aumentado su cobertura de la situación catalana, difundiendo historias sobre el referéndum o comparando la independencia con las acciones de Crimea 2014», concluye Adolfo Hernández.