El exjefe de Gabinete de la Consejería de Gobenación Jordi Cabrafiga, tras declarar ante el juez
El exjefe de Gabinete de la Consejería de Gobenación Jordi Cabrafiga, tras declarar ante el juez - EFE

El juez del 1-O también atribuye rebelión a los organizadores

Un investigado señala como responsable de la consulta al área de gobierno de Junqueras

BarcelonaActualizado:

El juez de Barcelona que instruye la causa contra una treintena de imputados por los preparativos del referéndum de independencia del 1 de octubre atribuye ahora a la trama rebelión y sedición, además de los presuntos delitos de malversación de fondos públicos, desobediencia y revelación de secretos, por los que ya les investigaba.

Que los delitos de rebelión y sedición están sobre la mesa trascendió ayer en la ronda de interrogatorios practicados por el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, el juez Juan Antonio Ramírez Sunyer, a cinco de los investigados por la consulta independentista.

Durante la declaración de uno de los cargos del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Generalitat (CTTI), una letrada solicitó al juez que concretase de qué hechos se acusaba a su cliente. Según fuentes judiciales, el magistrado le respondió que los hechos objeto de la investigación quedarían claros con las preguntas formuladas en el interrogatorio y recitó el listado de delitos que atribuye a los organizadores; entre ellos, citó la rebelión y la sedición. Esto no implica, sin embargo, que a cada investigado se achaque obligatoriamente la totalidad de los cinco supuestos delitos. Se da la circunstancia de que el Tribunal Supremo ya tiene una causa abierta por los delitos de rebelión y sedición contra el Govern independentista cesado que encabezaba Puigdemont.

Declararon ayer el que era jefe de gabinete de la Consejería de Gobernación de la Generalitat, Jordi Cabrafiga, y el director del CTTI, Valentín Arroyo. También lo hicieron otros tres trabajadores de este centro donde la Generalitat integra todos los servicios informáticos y de telecomunicaciones de la administración catalana.

Cabrafiga era supuestamente quien supervisaba el proyecto de la web referéndum.cat. El sumario de la causa desveló que había participado en un chat con varios responsables de los preparativos de la consulta en el que intentaban que las páginas web no se pudieran bloquear. Ayer ante el juez, Cabrafiga (que formó parte del núcleo duro de la campaña de JpC del 21-D) descargó la responsabilidad de la organización del 1-O y de la página web en la Consejería de Economía, que dirigía el entonces vicepresidente Oriol Junqueras. El excargo de Gobernación respondió en su interrogatorio a las preguntas de la fiscal y de su letrada pero no al resto de las acusaciones.

Los interrogatorios continuarán el martes con las citaciones del exsenador de ERC Santi Vidal y del expresidente del Consejo Nacional para la Transición Nacional Carles Viver i Pi -Sunyer. La causa se abrió hace un año tras decir conferencias donde Vidal aseguró que el Govern tenía dinero camuflado para el referéndum.