Consejo Ciudadano de Podemos
Consejo Ciudadano de Podemos - EFE

Iglesias, sobre el 21-D: «Hemos tenido un mal resultado, deberíamos haber hecho las cosas mejor»

El líder de Podemos exigirá un debate sobre el Estado de la Nación y presentará una ley sobre el impuesto a la banca

MadridActualizado:

Podemos ha dado sus primeras pinceladas sobre lo que quieren en 2018. Más debate interno y menos visibilidad de los conflictos en los medios, más «política en la calle», asumir que existe una nueva relación con el PSOE –que ya no los considera socios preferentes– y, sobre todo, aceptar que han «tenido un mal resultado en Cataluña».

Pablo Iglesias ha protagonizado este sábado el discurso inaugural del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, el máximo órgano entre asambleas, que se reúne para hacer un balance de la situación política actual y para fijar las líneas estratégicas que el partido seguirá durante este año. «Es el momento de la reflexión política», ha arrancado el secretario general del partido, que ha aceptado que 2017 «no ha acabado bien para nosotros».

A pesar de que la reunión del consejo sirve para tratar temas generales de la situación política (como es el caso de la definición de la estrategia del partido), Cataluña ha copado la parte inicial de la intervención de Iglesias, que después de varias semanas desde la celebración de los comicios ha realizado autocrítica. «Hemos tenido un mal resultado en Cataluña. Si el de hace dos años fue malo y lo calificamos como decepcionante, el del día 21 ha sido peor. Hay que asumirlo y reconocer que deberíamos haber hecho las cosas mejor», ha asegurado Iglesias.

Como ya hiciera el secretario de Organización de la formación, Pablo Echenique, el pasado miércoles, el líder del partido se refirió al fracaso a la hora de conectar con los votantes catalanes. «La apuesta por el diálogo y por el referéndum no se ha transformado en apoyo electoral. Muchos ciudadanos en España han entendido que le estábamos hablando a otras fuerzas políticas, y no han sentido que estábamos trabajando en los problemas del día a día». Para Iglesias, el problema en los comicios radicó en que «no hemos sido capaces de impedir que los temas sociales desaparezcan de la agenda ni que se atenúe el significado de la corrupción en España».

Trabajo parlamentario

El líder de Podemos hizo un repaso a la situación política de España, a la actualidad internacional y, sobre todo, al papel que a su juicio debe jugar Podemos de ahora en adelante. Uno de los ejes más importantes a su juicio es el de hacer más política fuera de las instituciones, pero continuando con el trabajo parlamentario. «Debemos mantener nuestro papel de oposición al PP en el Parlamento, pero también tomar la iniciativa política fuera, demostrando que no somos un partido más, sino un instrumento efectivo para mejorar la vida en España».

Para no descuidar la dimensión institucional de Podemos, Iglesias ha anunciado dos iniciativas. La primera, exigir al Gobierno un debate sobre el Estado de la Nación; «es una tradición en nuestro país, todos los años se producían, y desde que llegamos nosotros el Gobierno no ha querido hacerlo». Por eso, ha encargado a sus dirigentes del grupo parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso que pongan en marcha «los mecanismos de presión para que consigamos que el Gobierno asuma que tiene que hacer en 2018 un debate sobre el Estado de la Nación».

El líder de Podemos también ha anunciado una segunda iniciativa. Consciente de con la ruptura de las relaciones la carrera con el PSOE por disputarse el espacio de la izquierda se ha intensificado, Iglesias anunció que su grupo parlamentario registrará una proposición de ley en el Congreso para articular un impuesto a la banca. Esta semana, el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, anunció su intención de crear una carga impositiva de este tipo para sostener el sistema de pensiones. «Se ha hablado de la necesidad de un impuesto a la banca, pero hay que pasar de los desayunos informativos a la ley, de las palabras a los hechos», aseguró Iglesias.

«Trabajando mucho»

En este sentido, el líder de Podemos ha asumido que «se ha estrechado la posibilidad de entendimiento entre Podemos y el PSOE». «Hay que decir algo triste: el PSOE no quiere echar a Rajoy y aunque nosotros estamos dispuestos a hacer la moción, ellos no quieren , y por lo tanto no podemos estar esperando a un PSOE que está haciendo lo mismo que haría Susana Díaz. El nuevo Sánchez se ha hecho viejo muy pronto».

Sobre su ausencia durante casi un mes –Iglesias no había aparecido en público desde el 20 de diciembre– ha manifestado que no estaba desaparecido, sino «trabajando mucho y teniendo en cuenta que el debate y las explicaciones hay que darlas en el consejo antes que en los medios». Sin embargo, ha explicado, después de que el partido fije el rumbo para este año, «se van a cansar de verme».