Iglesias presiona a Sánchez para reformar la ley electoral: «Lo llevaban en su programa»

Los socialistas defienden que una reforma de este calado necesita consenso y no se puede hacer a espaldas del PP

MadridActualizado:

Pablo Iglesias eleva la presión sobre Pedro Sánchez para que el PSOE apoye la propuesta de reforma electoral defendida por su formación y por Ciudadanos. El líder de Podemos ha recordado este viernes que «en el programa electoral del PSOE se señalaban todas las propuestas nuestras y de Ciudadanos, incluida la mejora de la proporcionalidad».

El deseo de Podemos por atraer a los socialistas a una reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) sin contar con el PP ha llevado a los de Iglesias a trabajar en una propuesta que resultara atractiva a los de Sánchez y que, a la vez, tuviera difícil argumentar su rechazo. Uno de los factores defendidos desde Podemos en este sentido es que cambiando la fórmula de reparto de escaños –la iniciativa más de calado de todas las propuestas que se planetan para la reforma de la norma–, la ley D´Hont, por el sistema Sainte-Lagüe, el PP perdería muchos de sus escaños, mientras que el PSOE apenas se vería perjudicado, atendiendo a los resultados electorales de los comicios de 2016.

El otro argumento que se esgrime, como ha recordado Iglesias, es que los socialistas llevaban en su porgrama electoral la mayoría de reformas que se detallan en la iniciativa de los de Rivera y los de Iglesias, que a falta de cerrar detalles concretos sobre la misma, han manifestado una «sintonía» y una «coincidencia plena en sus objetivos».

En el programa de los socialistas se recoge la necesidad de derogar el voto rogado, tal y como proponen Rivera e Iglesias. También se señala la necesidad de desbloquear las listas electorales , una medida en la que ha insistido Ciudadanos y que ha puesto sobre la mesa en sus negociaciones con los de Iglesias. También se propone una «mejora de la proporcionalidad», aunque no se especifica por qué medio se llevaría a cabo. Por último, los socialistas también proponen «abrir el debate sobre la posibilidad de otorgar el derecho de sufragio a los jóvenes mayores de 16 años».

«Cuando alguien hace un programa electoral tiene un contrato con los ciudadanos. Sus votantes se sentirían defraudados si sienten que otra vez miente», zanjó Iglesias.