Mohamed bin Salmán, en una reciente visita esste mes a Londres
Mohamed bin Salmán, en una reciente visita esste mes a Londres - EFE

El Heredero de Arabia Saudí planea viajar a España en abril

Madrid y Riad negocian la llegada del Príncipe Mohamed Bin Salman, hombre fuerte del país

MadridActualizado:

El Príncipe Heredero de Arabia Saudí, Mohamed Bin Salmán, considerado el hombre fuerte del país, planea realizar en el mes de abril una visita a España, dentro de una gira que le llevará también a Francia y Bulgaria, país que ocupa este semestre la presidencia rotatoria de la Unión Europea, según confirmaron ayer a ABC fuentes solventes.

Bin Salmán, de 31 años, hijo del rey Salmán, fue designado heredero en junio del pasado año y está impulsando reformas modernizadoras en el país, tanto en la vida política como en la económica. En las últimas semanas ha emprendido una ofensiva en el exterior que le ha llevado ya a realizar una primera gira que incluye Egipto, Reino Unido y Estados Unidos. Tras su paso por El Cairo y por Londres, es esperado la próxima semana en Washington, donde se reunirá con el presidente Donald Trump, con quien los saudíes se sienten más cómodos que con Barack Obama, por su postura de mayor firmeza ante Irán, su tradicional enemigo en la región.

La visita a España formaría parte de una segunda gira, para la que, por el momento no hay fechas concretas. Según adelantó la web especializada The Diplomat in Spain, el Gobierno y la Casa del Rey están negociando aún con las autoridades saudíes sobre distintas fechas, si bien se piensa que la visita podría tener lugar a mediados de abril.

El Rey y Rajoy

El príncipe heredero será recibido por Su Majestad el Rey, que todavía no ha podido mantener un encuentro con él, ya que cuando Don Felipe viajó a Riad en enero de 2017, no se encontraba en el país. Mohamed Bin Salmán era entonces el segundo en la línea sucesora al trono y también ministro de Defensa. La reunión entre ambos puede marcar un cambio generacional en la relación entre las dos Monarquías, después de muchos años de estrechos lazos entre el Rey Don Juan Carlos y los monarcas saudíes.

Además, es previsible que haya una reunión con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, conquien pasaría revista a diversos conflictos en la región, en los que los saudíes están plenamente involucrados, como Siria y Yemen.

Más allá de las cuestiones de carácter político, las giras que Mohamed Bin Salmán ha emprendido tienen un importante contenido económico, porque Riad quiere desarrollar el proyecto «Visión 2030», un instrumento de planificación que incluye un ambicioso plan de diversificación y modernización económica, en un marco de apertura de la economía al sector privado.

Los saudíes parecen seguir confiando en las empresas españolas, tras la adjudicación del macroproyecto del AVE Medina-La Meca, y a pesar de los problemas que se están registrando y que han obligado de nuevo a retrasar su entrada en funcionamiento, prevista para esta misma semana.

Por otra parte, las autoridades españolas desearían que la visita de Bin Salmán diera el impulso definitivo al contrato de Arabia Saudí con Navantia para la construcción de cinco corbetas del modelo Avante 2200, que está a la espera de una decisión de las autoridades de Riad desde hace un par de años.