Un guardia civil responde con un «fandango» a un escrache independentista

Salió al balcón de su hotel para acallar la cacerolada cantando y acabó recibiendo «olés»

Actualizado:

Un agente del GRS de la Guardia Civil de Sevilla respondió de una manera muy curiosa al escrache con cacelorada que se estaba produciendo bajo el balcón del hotel de Calella (Barcelona) en plena madrugada.

Según recoge un vídeo publicado en las redes sociales por la Asociación Unificada de Guardias Civiles, el hombre quiso silenciar la cacerolada cantando un fandango. El agente canta una canción del cantaor flamenco Paco Toronjo que dice lo siguiente: «La experiencia. Me moriré sin saber lo que enseña la experiencia. El amor de una mujer no es más que su conveniencia, el bienestar y su interés».

En lugar de pitos, el Guardia Civil levantó «olés» y acabó logrando su propósito: poder dormir sin el ruido de la cacerolada.

La Guardia Civil ha sido objeto en estos dos últimos días de un asedio impune en Cataluña. El registro el miércoles de la Vicepresidencia y Consejería de Economía de la Generalitat, en la Rambla de Cataluña, derivó hasta primeras horas de la mañana en un hostigamiento de casi 24 horas a la Guardia Civil. La insólita situación fue posible, como informó ayer ABC, porque en contra del criterio de seguridad habitual, los Mossos d’Esquadra no montaron desde el primer minuto dispositivo de seguridad alguno alrededor del edificio. Eso permitió a los secesionistas, unas decenas al principio y decenas de miles a lo largo del día, llegar hasta la misma puerta de la sede oficial. Tres coches de la Guardia Civil quedaron destrozados, al igual que otro vehículo en Manresa.