El ministro del Interior, el martes en el Congreso
El ministro del Interior, el martes en el Congreso - Efe

Grecia comunica a España que no tiene refugiados para reubicar

Zoido explica en el Congreso que la UE piensa en «redistribuir» a la baja el esfuerzo entre países ante la falta de solicitantes

MadridActualizado:

«Lamentamos informarle de que en este momento no hay más expedientes que puedan ser procesados y que cumplan los criterios de elegibilidad establecidos en las decisiones del Consejo de la UE para el Programa de Reubicación. Rogamos tengan en cuenta que la Unidad de Reubicación griega no les enviará expedientes para los compromisos ofrecidos actualmente. Les informaremos de futuros cambios en la situación». Es la respuesta por escrito de Grecia a la petición de España de recibir más refugiados cursada el pasado 28 de agosto, carta de la que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, dio cuenta literal el martes en el Congreso, donde certificó que Bruselas piensa ya en «redistribuir» a la baja el esfuerzo de acogida entre los países puesto que no hay «ni siquiera el número suficiente» de solicitantes.

En el marco del programa de reubicación creado por la UE para hacer frente a la tragedia humanitaria de la guerra de Siria, España se comprometió en 2015 a realojar a 9.323 demandantes de asilo procedentes de Grecia e Italia.

Desde el primero de esos países han llegado 1.089 personas y 168 del segundo. Son 1.257 en total, según el último informe oficial de la Comisión Europea fechado el 6 de septiembre, en el que, –en contraste con la comunicación leída por Zoido–, se hace un llamamiento explícito a los Estados miembros para que ayuden a reubicar «unos 4.700» solicitantes que están pendientes en Grecia, pero sobre todo y con «prioridad» a los que esperan en Italia.

«El programa de reubicación es un instrumento de reparto de solidaridad que se activa para ciertas nacionalidades, caso de Siria o Eritrea. Las llegadas a Grecia han caído un 97%, y por tanto la tasa de peticionarios de asilo que cumplen los criterios para ser trasladados a otro Estado miembro de la UE son mucho menores», explicó ayer a este diario el portavoz de la Comisión Europea en España, Dimitri Barua.

Un programa vaciado

El carácter restrictivo de esos criterios, –que han excluido de este mecanismo de protección internacional a personas huidas de países como Irak o Afganistán–, amén del acuerdo de la UE con Turquía de 2016 que prevé la devolución de refugiados, han contribuido a «vaciar» de candidatos este programa de reubicación, según estimaciones de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) citadas por Ep.

Desde la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur)en España, su portavoz Rosa Otero expresó el firme apoyo de su organización «al planteamiento de la Comisión Europea de que los compromisos de los Estados no cesen tras el vencimiento del programa de reubicación», que expira este mismo 26 de septiembre. Paralelamente, Acnur recuerda que, al margen de este esquema comunitario, el Gobierno «tiene oportunidad de hacer mucho más» para incrementar su compromiso con los solicitantes de asilo, –17.000 en lo que va de año– ofreciendo «vías complementarias para la llegada legal y segura de refugiados, tales como más plazas de reasentamiento o mayor flexibilidad en la reunificación familiar».

De nuevo dentro del ámbito de los acuerdos con Bruselas, España ha reasentado hasta el 6 de septiembre un total de 2.080 refugiados, en su mayoría procedentes de Líbano y de Turquía. según la documentación oficial de la Comisión Europea. El realojo en toda la UE desde terceros países es de 39.809 personas.