Francisco Granados, en su última declaración en la Audiencia Nacional, acompañado de su abogado
Francisco Granados, en su última declaración en la Audiencia Nacional, acompañado de su abogado - JAIME GARCÍA

Marjaliza alega una enfermedad y no acude a la comisión de financiación del PP en el Congreso

Granados debe responder a las preguntas de los grupos parlamentarios sobre la supuesta financiación irregular del PP

MadridActualizado:

El presunto cerebro de la trama Púnica, el constructor David Marjaliza, no se ha presentado este martes a su cita en el Congreso donde debía comparecer a las 9.30 horas ante la comisión de investigación que investiga la presunta financiación ilegal del PP, alegando que está enfermo, según informa Ep .El presidente de la comisión, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, ha hecho el anuncio aceptando que cualquiera «se puede poner enfermo», pero no ha ocultado su malestar por la ausencia del compareciente.

Marjaliza estaba citado junto a Francisco Granados como supuestos cabecillas de la trama de corrupción Púnica en la comisión de investigación del Congreso sobre la presunta financiación ilegal del PP, investigada en la Audiencia Nacional. Los dos imputados, antiguos amigos de la juventud y socios de negocios, se encuentran enfrentados en los tribunales, después de que Marjaliza admitiera gran parte de las acusaciones y acorralara a Granados, antiguo número dos del Partido Popular de Madrid.

La relación de Granados y Marjaliza, considerados por los investigadores los cerebros de una extensa red de corrupción, dio un giro de ochenta grados con el estallido de la operación Púnica, a finales de octubre de 2014. Los antiguos socios son los investigados que más tiempo permanecieron en prisión preventiva por esta causa: Marjaliza estuvo encarcelado 14 meses; Granados, 31 meses.

Tras años de amistad, el reconocimiento de los hechos por parte de Marjaliza cambió el curso de la investigación, que ya cuenta con varios arrepentidos, y alteró la relación. Marjaliza, un constructor cuya carrera fue impulsada en los años dorados de Granados, acusó a éste de cobrar sobornos, entre otros amaños de la red para corromper las adjudicaciones públicas en numerosos municipios. Francisco Granados fue consejero de Transportes y Presidencia de la Comunidad de Madrid entre los años 2003 y 2011.

La copmarecencia de Marjaliza estaba prevista para las 9.30 horas de la mañana, aunque finalmente no declarará. El turno de Granados es a las 12 horas. Granados será interrogado por los grupos parlamentarios sobre la presunta financiación ilegal del PP.

El juez del caso Púnica investiga si el PP de Madrid se financió de forma irregular a través de la trama Púnica, mediante aportaciones en negro de empresarios, controlados supuestamente por Granados. Una agenda manuscrita hallada en el domicilio del antiguo número dos del PP de Madrid reflejaba anotaciones con iniciales y cantidades, que los investigadores vinculan supuestamente con pagos en negro. El juez continúa tirando del hilo de la investigación.

En un informe que forma parte de la investigación, la Guardia Civil concluye que el PP de Madrid pagó casi cinco millones de euros con dinero negro de las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y 2011 y las generales de 2008 (los actos organizados por el PP de Madrid). Según el cálculo de la UCO, el PP empleó la supuesta caja B para asumir los excesos de gasto en tales campañas: 2.685.000 euros en 2007; 685.000 euros en 2008; y 1.546.000 euros en 2011, aproximadamente.