La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, con el secretario de Estado de Defensa, James Mattis
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, con el secretario de Estado de Defensa, James Mattis - EFE

El Gobierno de Trump traslada todo su apoyo a España en la defensa del Estado de Derecho

El secretario de Estado de Defensa de Estados Unidos muestra su respaldo en una reunión con la ministra Cospedal

Enviado especial a WashingtonActualizado:

El Gobierno de Donald Trump ha mostrado todo su apoyo a España en la defensa del Estado de Derecho y la legalidad, frente al desafío independentista catalán y el intento de golpe de Estado que se ha producido en Cataluña. La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que se encuentra en Washington tras participar en el foro Estados Unidos-España, ha explicado que el secretario de Estado de Defensa, James Mattis, le ha trasladado ese apoyo durante la reunión que mantuvieron en Williamsburg (Virginia).

Cospedal agradeció, en nombre de Mariano Rajoy, ese apoyo expreso, que calificó de «muy importante», al venir de la democracia más importante del mundo. El mensaje de Mattis llega, además, ajusto antes de la visita que hará el presidente del Gobierno a la Casa Blanca, este martes.

El Gobierno cree que se producirá un mensaje de Trump sobre la fortaleza de España y a favor del Estado de Derecho durante la visita de Rajoy. Fuentes del Ejecutivo han subrayado que la imagen de España en el exterior es muy positiva, y no ven «preocupación» por parte de países como Estados Unidos ante la situación de Cataluña, sobre todo por la respuesta que se está dando para parar el golpe independentista.

Cospedal ha comparecido este domingo en la Agregaduría de Defensa de la Embajada de España en Washington. Allí ha reiterado que el referéndum no se va a celebrar, y ha hecho un llamamiento al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que deje de engañar a los ciudadanos.

La ministra de Defensa ha subrayado la importancia de la unidad de los partidos constitucionalistas, y ha reconocido que no le extraña la cercanía entre los independentistas y Podemos, ya que en ambos casos buscan «debilitar España».