Rajoy, con Manfred Weber, en Sofía
Rajoy, con Manfred Weber, en Sofía - ABC

El Gobierno hará un control «político» del presupuesto de la Generalitat

La intervención directa de las cuentas autonómicas catalanas, aprobada en septiembre, decaerá con el artículo 155

Enviado especial a SofíaActualizado:

La desactivación de las medidas aplicadas en Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución incluirá el final de la intervención directa del Gobierno en los Presupuestos autonómicos, una medida que se aprobó en septiembre y que luego quedó incluida en el acuerdo del 155, según han confirmado fuentes de La Moncloa.

El Gobierno sí mantendrá la vigilancia sobre los fondos de liquidez autonómica entregados a Cataluña, una medida que se aprobó a mediados de 2015 con un control mensual, que en el verano de 2017 se hizo semanal. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez acordaron conservar esa medida, para evitar que los fondos entregados a la Generalitat sean usados para sus fines independentistas.

Respecto al control del Presupuesto, el Gobierno retirará la intervención directa en cuanto decaiga el 155. Pero eso no quiere decir que no lo siga vigilando. «Será un control político y parlamentario», puntualizan fuentes de La Moncloa. Es decir, si se detecta que hay una partida que se destina a la creación de estructuras paralelas de la Generalitat, se impugnará de forma inmediata, como ya se hizo en 2017 con una disposición que iba dirigida a la celebración del referéndum.

El Gobierno no descarta recuperar ese control exhaustivo y directo de las cuentas de la Generalitat. Es decir, tomar los mandos presupuestarios autonómicos, una medida que prevé la ley de Estabilidad Presupuestaria. Pero para ello esperará a que se produzcan «hechos concretos» que lo justifiquen, y no solo un discurso que puede cumplir o no.