Los ministros Juan Ignacio Zoido y Rafael Catalá, en la presentación hoy de una iniciativa contra los delitos de odio
Independencia Cataluña

El Gobierno destituirá «de inmediato» por decreto a Puigdemont y su Gobierno con el artículo 155

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, anuncia que esta será la primera medida del Ejecutiva cuando el Senado apruebe el acuerdo para aplicar el 155 en Cataluña

MadridActualizado:

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado este martes que la primera medida que adoptará el Gobierno, después de que el Senado apruebe el acuerdo del Gobiero para aplicar el artículo 155 en Cataluña, será un decreto para el «cese inmediato» de Puigdemont y de todo el Gobierno de la Generalitat.

[Sigue al minuto toda la información sobre la crisis catalana]

Catalá ha realizado estas declaraciones tras asistir a la presentación de una iniciativa contra los delitos de odio, subrayando que, aunque «no hay que anticipar acontecimientos ni escenarios de futuro, si el Senado aprueba este viernes un acuerdo con los contenidos que el Gobierno ha propuesto, hará falta un decreto por el cual se lleve a cabo la destitución de las personas y de los cargos que estén incluidos en estas medidas. Promover el cese inmediato del presidente, vicepresidente y consejeros que se ha solicitado. Ese es el acto inmediato».

El ministro advirtió de que si se produjera el anuncio de una convocatoria de elecciones, por parte de Puigdemont, esta circunstancia «no elimina» los «incumplimientos de las obligaciones constitucionales y estatutarias», que ha llevado a cabo el Gobierno de la Generalitat.

Catalá recordó que «desde hace muchos meses estamos asistiendo a la aprobación de normas por parte del Gobierno de Cataluña o del Parlament que han sido anuladas o invalidadas por el Tribunal Constitucional. Y pese a eso, el señor Puigdemont y su Gobierno han seguido adelante como si no tuvieran efecto para ellos las sentencias de los tribunales o no tuvieron que aplicar la Constitución y el Estatuto de Cataluña. Eso, simplemente con un proceso electoral, no se convalida».

El ministro espera que Puigdemont «ojalá» vaya al Senado, y muestra su confianza en que los funcionarios acaten las órdenes del Gobierno central: «No creo en absoluto que no las acaten. Son personas que han optado en su ejercicio profesional por servir a los ciudadanos cuando se han incorporado a sus puestos de trabajo. Han jurado cumplir y hacer cumplir la Constitución y ese debe de ser el mandato de cualquier servidor público, con independencia de quien esté al frente de una organizacion administrativa. Eso es lo menos relevante, lo más importante es que se garantice en Cataluña que se restablece la legalidad y se garantizan los servicios publicos».