España

El gobierno catalán reactiva la compra de urnas

La responsabilidad penal recaería sobre el presidente de la Generalitat y el responsable del área, Oriol Junqueras

Puigdemont y Junqueras durante una rueda de prensa - EFE

Depurados los críticos, sin lugar para los dudosos, el gobierno de la Generalitat pone rumbo a la consulta de otoño, y hoy mismo, en su primera reunión con los nuevos consejeros y secretario, pondrá en marcha el proceso para la compra de urnas. Para ello, y como primera medida, el gobierno catalán traspasará el área de Procesos Electorales a la de Vicepresidencia (Oriol Junqueras), dejando así sin competencias en este campo a una consejera Meritxelll Borràs (Gobernación) a la que se acusó de dejar desierto el concurso por la compra de urnas para evitar ser imputada judicialmente, algo por otra parte que no consiguió. De las dos empresas que optaron al concurso, una decidió no seguir con el proceso. La otra no cumplía los requisitos.

El fracaso en el citado concurso llevará a la Generalitat a optar por comprar las urnas de forma directa, en una orden cuyo formato aún se desconoce, ya que tal y como informó el pasado viernes Junqueras la pretensión es que estas decisiones las tome el Govern en conjunto de forma colegiada y corresponsable. Pese a ello, y como afirman expertos jurídicos consultados por este diario, la responsabilidad penal quedaría limitada al presidente Puigdemont y al responsable del área, en este caso Junqueras. «De querellas seguro que no faltarán», se jactó el republicano ayer en Rac1.

En paralelo a la reunión del gobierno catalán, la Junta de Portavoces del Parlament se reúne hoy para decidir el orden del día del pleno de la semana que viene, el último antes de las vacaciones. Se prevé que el pleno apruebe la reforma del reglamento que permitirá la aprobación por la vía exprés o de lectura única de las leyes de ruptura.

Toda la actualidad en portada

comentarios