Sede de la radiotelevisión pública catalana, con los logos de sus múltiples canales
Sede de la radiotelevisión pública catalana, con los logos de sus múltiples canales
Política

El Gobierno califica oficialmente a TV3 de «vergüenza» del periodismo

El Ejecutivo lo hace constar, por escrito, en una respuesta parlamentaria a los independentistas del PDECat

Actualizado:

La radiotelevisión pública catalana, TV3 y Catalunya Radio, son una «vergüenza» para España y para el sector periodístico nacional. Lo ha dicho el Gobierno, oficialmente y por escrito, en unas respuestas parlamentarias al PDECat, el partido de Puigdemont.

Los diputados Antoni Postius y Jordi Xuclà pidieron explicaciones al Gobierno por las declaraciones que hizo el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, el oscense Roberto Bermúdez de Castro, a finales de diciembre. Fue durante una entrevista en Radio Huesca. Bermúdez de Castro afirmó que «esto de TV3 y Catalunya Radio es una vergüenza». Fueron unas declaraciones en un entorno doméstico, en un medio local de su ciudad, pero el PDECat las llevó ante el Congreso para cargar contra el secretario de Estado y, de paso, contra el Ejecutivo de Rajoy. Sin embargo, éste ha acabado haciendo suya la reflexión de este alto cargo del equipo de Soraya Sáenz de Santamaría.

Bermúdez de Castro, que forma parte destacada del equipo que pilota la aplicación del artículo 155 en la Generalitat, no solo no se ha retractado de aquellas declaraciones sino que ha sido avalado por el Gobierno.

Esos dos diputados del PDECat exigieron una rectificación y explicaciones al Ejecutivo de Rajoy a través de una batería de preguntas que presentaron en el Congreso. Pero el Gobierno ha respondido respaldando a Bermúdez de Castro y a lo que dijo respecto a la TV3 y Catalunya Radio. Aunque el Gobierno entiende que aquellas declaraciones las hizo «a título personal», deja claro que las comparte: descarta pedir disculpas por esas manifestaciones, no las considera reprobables y, de hecho, las ratifica.

«¿Considera el Secretario de Estado que hay otros medios de comunicación que también son una vergüenza?», preguntaron los diputados independentistas. En vez de contestar Bermúdez de Castro, la respuesta por escrito la da el Gobierno en su conjunto con un escueto «no». Es decir, el Gobierno, oficialmente, considera que en España no hay más medios «vergonzosos» que la radiotelevisión pública catalana.

En respuesta a otra de las preguntas planteadas por esos diputados independentistas, el Gobierno reprocha que haya medios -en directa alusión a TV3 y Catalunya Radio- dedicados a «dividir a la población», en vez de ser «canales de información para todos y cada uno de los ciudadanos que son los receptores de sus mensajes».