El presidente Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso de los Diputados - EFE

El Gobierno advierte a Puigdemont de que tiene «una oportunidad» para evitar las medidas del 155

«La pregunta es muy sencilla: ¿Ha declarado la independencia, sí o no?», subraya la vicepresidenta Santamaría

El Ejecutivo asegura que los independentistas están llevando a Cataluña «a la recesión económica»

MadridActualizado:

El Gobierno de Rajoy no quiere hablar aún de las medidas excepcionales que se pondrían en marcha en Cataluña, si cumplido el ultimátum a Puigdemont éste continúa fuera de la ley. «Tiene una oportunidad para evitar las medidas del 155», ha advertido la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta ha comparecido después del Consejo de Ministros y ha enviado un mensaje al líder independentista, cuando quedan menos de tres días para que se cumpla el primer plazo previsto en el requerimiento que Rajoy le envió el miércoles pasado. «La pregunta que debe responder es muy sencilla: ¿Ha declarado la independencia, sí o no?».

Al Gobierno no le valdrán otro tipo de respuestas, antes de que el lunes a las 10 de la mañana venza el primer plazo que se dio a Puigdemont para que aclare si se ha producido una declaración de independencia. «La respuesta es un sí o un no», ha insistido la vicepresidenta.

Si la respuesta no es un «no, se pasará automáticamente a la segunda parte del requerimiento, en la que se insta a Puigdemont a volver a la ley y al orden constitucional antes del jueves a las 10.

Sáenz de Santamaría ha señalado que Puigdemont tiene por delante un fin de semana de reflexión, para restaurar la convivencia de los ciudadanos en Cataluña. La decisión, ha recordado, es suya. Con un «no» se desactivaría el artículo 155 y se permitiría un diálogo en el marco parlamentario.

«La oferta que se hace a Puigdemont es sensata y moderada, y se le hace por la mayoría de los representantes del pueblo español», ha remarcado la vicepresidenta, en referencia al pacto que une al PP, al PSOE y a Ciudadanos.

La vicepresidenta ha insistido en que el diálogo, dentro de la ley, sigue siendo posible, pero en el Congreso. Si Puigdemont rectifica, es ahí donde podrá exponer su posición política, en la Comisión que estudia la modernización del Estado de las Autonomías.

En su comparecencia, la número dos del Gobierno ha alertado del empeoramiento económico que se está produciendo en Cataluña por la actuación de los independentistas. «Están creando las condiciones para llevar a Cataluña a una recesión», ha advertido.