Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, en el Congreso de los Diputados - EFE

El Gobierno abre dos sanciones a Abertis y le obliga a hacer nuevas inversiones en la AP-6

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, destaca el «retraso» con el que la concesionaria notificó el estado real de la autopista de peaje

MadridActualizado:

Una actuación «negligente». Así ha definido el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, la respuesta que dio Abertis al caos producido en la AP-6 el pasado día de Reyes. En su comparecencia ante la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, De la Serna ha criticado que la respuesta de Abertis al temporal se produjo con «importantes retrasos» y la información proporcionada al Gobierno durante el incidente fue en muchos sentidos «deficiente».

El ministro ha anunciado que, como consecuencia de ello, el Ejecutivo ha decidido incoar dos expedientes sancionadores este miércoles a la concesionaria, que además tendrá que responder por los costes que haya tenido la Administración en la gestión de la crisis, hacerse cargo de las compensaciones a los usuarios (172 por el momento) y llevar a cabo distintas «inversiones» en la vía. Los procedimientos sancionadores se producen, según el titular de Fomento, por un «incumplimiento de contrato» y por negligencia.

El Gobierno resuelve con estas sanciones el expediente informativo que abrió el pasado 7 de enero, que tenía el objetivo de «analizar la situación», según De la Serna. La conclusión del Ejecutivo es que la concesionaria, que ha tenido «contradicciones» en su defensa, incurrió en una «infracción grave» con su gestión del temporal. Esta calificación provoca que las sanciones sean de hasta 15.000 euros. Ahora se abre un periodo en el que Abertis podrá presentar alegaciones.

Durante su intervención, De la Serna ha reconstruido la cronología de la crisis, producida entre el 6 y el 7 de enero. Según el responsable de Fomento, un factor «determinante» fue que el Gobierno no recibió «información alguna» de incidentes producidos en estas autopistas hasta que la intensidad de la nevada obligó a la concesionaria a directamente pedir medios a la Administración. Una petición que se produjo «cuando ya era demasiado tarde», según el ministro.

Además, De la Serna ha recriminado a Iberpistas que reabiera la vía de forma «anticipada» la carretera y que posteriormente no cerrara el tráfico cuando se produjeron los primeros colapsos, pese a que tenía «autoridad» para ello. «Hubo un retraso de dos horas, tiempo perdido que provocó que el colapso fuera total», ha defendido.

El titular de Fomento también ha destacado que Abertis lanzó mensajes a los conductores «poco coherentes» a través de los paneles luminosos de la carretera o cortó la vía de forma «no adecuada», mediante máquinas quitanieves que dejaron de realizar la labor de despejar la vía. Sobre la respuesta que dio el Gobierno a la crisis, el ministro ha explicado que en cuanto se conoció la situación real de la vía la Dirección General de Carreteras ofreció distintos a la empresa. «Desde Madrid se enviaron dos quitanieves, al igual que desde Valladolid y desde Zamora. Todo ello sin dejar desatendida la situación en otras carreteras», ha afirmado. Además, se enviaron dos batallones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de 113 y 50 personas, respectivamente.

El ministro de Fomento también ha abordado durante su comparecencia la situación de Juan Bravo, presidente de Adif, asegurando que no tiene intención de destituirle pese a que está encausado en el caso Lezo. De la Serna ha destacado que el procedimiento de instrucción está en una fase muy incipiente y no hay aún imputaciones. Por ello prefiere mantener a Bravo en el cargo, hasta que no se concrete el alcance de las irregularidades realizadas por el Consejo de Administración del Canal de Isabel II, del que Bravo era miembro.

Respecto a las averías en los servicios de Cercanías, por las que también se ha preguntado al ministro, De la Serna ha destacado que la mejora de estos servicios es una «línea estratégica» del Gobierno y que la puntualidad de estos servicios ferroviarios se situó en el 95,04% en 2017, año en el que las incidencias también crecieron un 7%.

La responsabilidad del Gobierno

En su respuesta, la oposición se ha centrado en criticar que el Gobierno no asume su responsabilidad por el caos producido el día de Reyes. El portavoz de Fomento del Psoe, César Ramos, ha pedido analizar «qué falló por parte del Gobierno» y que «se tomen medidas y se asuman responsabilidades al respecto». Del mismo modo, ha lamentado que las críticas del Ejecutivo a Abertis le pasarán factura en futuras licitaciones internacionales.

Félix Alonso, portavoz de Podemos ha repetido la reclamación de la formación para que las autopistas de peaje vuelvan a manos públicas. Mientras, Ciudadanos ha rebajado la responsabilidad de Fomento en el conflicto.

«La responsabilidad recae en el ministerio del Interior, en cuanto a sus competencias centrales, y en la delegación del Gobierno, en materia de competencias territoriales. La de Fomento, también aparece, pero en un segundo nivel y si se le responsabiliza de la relación con las concesionarias», ha declarado el portavoz naranja en esta materia, Fernando Navarro.