Cristina Cifuentes, el día de su dimisión en Sol
Cristina Cifuentes, el día de su dimisión en Sol - EFE

Génova no quiere que Cifuentes vuelva a su escaño

La presidenta de la Asamblea anunciará hoy la fecha de la sesión de investidura de Ángel Garrido

Actualizado:

Génova quiere que Cristina Cifuentes renuncie a su escaño como diputada regional antes del pleno de investidura de su sustituto, Ángel Garrido. Éste se celebrará, casi con toda seguridad, la próxima semana, tras la fiesta local de San Isidro –el 15 de mayo–. Y todo apunta a que la expresidenta dejará su acta antes, «no más allá de esta semana», señalan fuentes de su entorno y de la dirección nacional.

De este modo, se ahorraría el mal trago de asistir a un pleno donde estaría «exiliada» del que ha sido su escaño durante los últimos tres años, viendo cómo se elige a un sucesor para el que fue su cargo.

La política madrileña ha pasado, en poco tiempo, de encarnar el espíritu del «nuevo PP» y ser uno de los valores en alza en el partido –su nombre incluso se planteaba en las hipotéticas «quinielas» sobre la sucesión de Rajoy– a sufrir en propia carne cómo se iban cerrando puertas a su paso por sus escándalos personales.

De hecho, la de Cifuentes en las últimas semanas ha sido una historia de renuncias concatenadas. Primero, el miércoles 25 de abril, renunció al cargo de presidenta regional, pero manifestó su intención de continuar como presidenta del PP de Madrid. Pero Génova le hizo ver que no era la mejor opción, por lo que tras algunos días de tira y afloja, el viernes 27 abandonó el cargo orgánico en la formación política en la que milita desde los 16 años. Envió una carta de renuncia a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que fue la que la aupó y la defendió hasta el final.

Desde entonces, Cifuentes ha mantenido su acta de diputada autonómica, el único vínculo que le queda con sus antiguas responsabilidades y con su trayectoria política de décadas. Su intención primera era también mantenerla; entre otras cuestiones, el hecho de ser diputado te convierte en aforado en caso de la apertura de alguna causa judicial, aunque no significa que no se te juzgue, sino que deben hacerlo en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en el caso de un diputado madrileño.

Una vez presentada la renuncia al escaño en el registro de la Asamblea, la Mesa de este parlamento deberá recibirlo y aceptarlo, e iniciar entonces la petición a la Junta Electoral de las credenciales del siguiente diputado de la lista electoral. Recibidas estas, tomará posesión del escaño en un pleno. Todo esto puede producirse en los próximos días, antes de la investidura de Garrido.

De hecho, este jueves 10 se celebra un pleno en la Asamblea madrileña, aunque será singular, sin preguntas de control al Gobierno –por encontrarse este en funciones, según pactaron PP y Ciudadanoss–, y no está claro que asista al mismo la aún diputada Cifuentes.

Respecto a la fecha de la investidura, hoy la dará a conocer la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, una vez que termine la ronda de encuentros con los grupos políticos del Parlamento regional.

De acuerdo con el reglamento de la Asamblea, tras oficializar el nombre del candidato a la Presidencia regional, se abre un plazo para fijar la fecha del pleno de investidura. Este puede tener lugar desde el tercer día después de proclamar al candidato, al séptimo. Lo que, puesto sobre el calendario, permitiría celebrar el pleno –que suele durar dos días– el viernes 11 y el lunes 14 –en pleno «puente» de San Isidro, o más probablemente, los días 16 y 17, o 17 y 18 de mayo.

El Partido Popular cuenta en Madrid con los votos de Ciudadanos, que ya han manifestado su intención de apoyar al candidato de la lista que resultó más votada en las elecciones autonómicas de 2015, las últimas que se han celebrado en la región. Votarán en contra del candidato popular Ángel Garrido tanto PSOE como Podemos, que lo consideran una solución de continuidad y no una fórmula de regeneración.