Pablo Muñoz y Cruz Morcillo, en una imagen de archivo
Pablo Muñoz y Cruz Morcillo, en una imagen de archivo - INÉS BAUCELLS

La Fiscalía retira la acusación contra dos periodistas de ABC por revelación de secretos

El Ministerio Público reconsidera su postura y entiende ahora que no hay delito

MadridActualizado:

La Fiscalía de Madrid ha retirado la acusación contra los periodistas de ABC Cruz Morcillo y Pablo Muñoz por un delito de revelación de secretos por una información que publicaron en el diario sobre Luis Bárcenas. El Ministerio Público, quien solicitaba dos años y medio de cárcel para los dos informadores, ha reconsiderado su postura y entiende ahora que los hechos no son constitutivos de delito. Pide por ello que se acuerdo el archivo del caso, que ha generado la solidaridad de toda la profesión con los dos periodistas.

Los dos periodistas publicaron el el 11 de julio de 2014 una escucha teléfonica interceptada un año antes en la que dos investigados de la mafia italiana hablaban sobre el extesorero del PP, Luis Bárcenas. El titular de la información era: «Bárcenas a un capo de la Camorra: política y mafia son lo mismo».

La titular del Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid, Mónica Aguirre, acordó la apertura de juicio oral contra Cruz Morcillo y Pablo Muñoz con la petición de dos años y seis meses de prisión por parte de un fiscal de Madrid. La Fiscalía pedía además veinte meses de multa con cuota de 50 euros diarios.

En una nota firmada por el fiscal jefe de Madrid, José Javier Polo Rodríguez, el Ministerio Público expresa su reconsideración de la postura y explica que ha apoyado el recurso de los dos periodistas de ABC contra el auto de incoación de procedimiento abreviado, el paso posterior a la apertura de juicio oral. Si la Audiencia Provincial de Madrid estimase dicho recurso, la causa quedaría archivada.

Aun así, el abogado de Bárcenas continúa como acusación y solicita tres años de prisión para Morcillo y Muñoz. Por esta causa, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, quien originó la investigación, ordenó rastrear el tráfico de llamadas de los dos periodistas de ABC.

La defensa de los informadores considera que dicha medida vulneró el derecho a la intimidad de Morcillo y Muñoz y, en el auto en el que solicita la nulidad de tales actuaciones y el archivo del caso, señala que las resoluciones del juez «solo contienen alusiones vagas respecto a una presunta violación de un secreto de sumario».