Carmen Calvo, esta mañana en rueda de prensa - EFE | Vídeo: Chaves dice que desconocía los procedimientos y los requisitos de las ayudas (ATLAS)

Ferraz no comenta la «estrategia de defensa» del «ciudadano Chaves»

El PSOE recalca que ya entregaron sus actas de diputados y solicitaron su baja del PSOE

MadridActualizado:

La dirección federal del PSOE atiende con prudencia al juicio de los ERE que se celebra desde la pasada semana en Sevilla y que sienta en el banquillo a los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. En Ferraz quiere que este caso, que consideran que ya ha desgastado suficientemente al partido.

Por eso las respuestas a estas cuestiones vienen precedidas de un llamamiento a esperar la acción de la Justicia sin querer presentar un apoyo cerrado a los expresidentes. Ha dado buena muestra de ello hoy Carmen Calvo en rueda de prensa en Ferraz, que fue además consejera de Cultura bajo los gobiernos de Manuel Chaves.

El expresidente andaluz ha declarado hoy que «desconocía» cómo se daban las ayudas de los ERE. Preguntada por estas declaraciones y su verosimilitud, Calvo lo ha enmarcado en su «derecho a defenderse», y que desde el PSOE «no hay ningún comentario» que hacer a su estrategia de defensa: «El ciudadano Manuel Chaves está defendiéndose en los tribunales y nadie tiene que intervenir en la activación de su derecho a defenderse».

Calvo ha manifestado que el partido espera a lo que determine la Justicia y que «en lo personal» trasladan «todo nuestro apoyo para que se determine su inocencia». Además, desde Ferraz se pone en valor que Chaves, también Griñán, ya no son militantes y dejaron sus actas como diputados. «No solamente entregaron sus cargos institucionales», ha dicho Calvo y que en cumplimiento del código ético «tuvo que entregar su escaño y su condición de militante».