Imagen de las Ramblas días después del atentado - ABC

La célula de Alcanar preparó durante más de un mes 100 kilos de explosivo

Los expertos antiterroristas creen que Daesh intentará otro ataque pronto

MadridActualizado:

Fuentes de la lucha contra el terrorismo consultadas por ABC lo tienen claro: Daesh volverá a intentar pronto atacar en España, aunque probablemente el perfil del ataque sea menor y perpetrado bien por actores solitarios o por grupos muy pequeños, al contrario de lo que sucedió con la célula de Ripoll.

«Es como quitar el precinto de una caja; ya todos tienen acceso a su interior», explican de forma gráfica las fuentes consultadas. «A partir de ese momento se excitan los ánimos de los que ya están radicalizados, que ven que es posible hacer mucho daño», añaden.

Ejemplo francés y belga

Pero es que además a esa conclusión se llega por lo sucedido en los países de nuestro entorno: ha ocurrido en Francia, con los sucesivos ataques a París y el de Niza; lo mismo se puede decir de Bélgica, con la matanza del aeropuerto y los posteriores atentados de menor intensidad; o en Alemania y el Reino Unido, que han sufrido varios episodios. «Siempre a un ataque importante le han sucedido otros. Se ha visto en Barcelona, a los que le han seguido los atentados en Finlandia e intentos en Bélgica y Alemania», insisten las fuentes, que recuerdan que justo después de la matanza de las Ramblas hubo dos reivindicaciones de Daesh y han aparecido multitud de llamadas a seguir atacando. «Estado Islámico intenta recuperar con estos ataques una moral muy decaída por las continuas derrotas militares en Siria e Irak y quiere aprovechar el impulso que le da unos sucesos como los de Cataluña».

La derrota militar de estado Islámico, aún lejana puesto que siguen manteniendo posiciones sobre todo en la frontera entre Siria e Irak, no acabará en ningún caso con la organización terrorista, que simplemente se transformará e intentará llevar el terror a todo el mundo occidental.

La derrota militar de Daesh en Siria e Irak no provocará la desaparición de Daesh: trasladarán el terror a Occidente

En este sentido hay inquietud por el posible regreso de combatientes a sus países de origen, si bien en este momento Turquía ha reforzado sus controles fronterizos y les es más difícil emprender ahora el viaje de vuelta que entre 2014 y 2016. Se ha detectado además que muchos de ellos quieren sacar de allí a sus familias, lo que habla también de la desmoralización dentro de las filas de Daesh.

El explosivo

Para los servicios de Información e Inteligencia que se produjera un atentado en España era inevitable, ya que nuestro país es objetivo de Daesh. Sin embargo, ha sorprendido e inquietado especialmente la magnitud de la célula que lo ha planificado y sus capacidades operativas, que le han permitido planificar el golpe con absoluta tranquilidad.

En principio, se cree que los terroristas necesitaron más de un mes para preparar los 100 kilos de TATP -peróxido de acetona, conocido como «la madre de Satán»- que tenían en el chalé de Alcanar. No solo eso, además contaban con precursores para fabricar muchos kilos más de ese potente explosivo, ya utilizado por Daesh en Europa. La fortuna quiso que se produjera la deflagración, probablemente por la propia ambición de los yihadistas para causar el mayor daño posible.

En este sentido, los expertos destacan que el TATP se vuelve cada vez más inestable a medida que pasa el tiempo desde su fabricación. Esta es la causa más probable de la explosión, lo que provocó el cambio inmediato de planes del grupo -su intención era colocar dos furgonetas con bombas el 18 ó 19 de agosto- y la decisión de atacar a la desesperada en las Ramblas y luego en Cambrils. En ambos casos se trató de acciones sobrevenidas y sin preparar.

Flores depositadas en las Ramblas en recuerdo de las víctimas
Flores depositadas en las Ramblas en recuerdo de las víctimas- EFE

Esta es una de las razones por la que las fuentes de la lucha contra el terrorismo consultadas por ABC quitan toda relevancia a la nota enviada por los servicios de inteligencia estadounidenses a los Mossos y resto de Fuerzas de Seguridad sobre el atentado que preparaba Daesh para verano en las Ramblas, según fuentes de credibilidad desconocida.

Si el atropello fue una decisión improvisada es imposible que ese escrito se refiriera a la célula de Ripoll. Pero además la comunicación era extremadamente genérica y no permitía abrir investigación alguna.

El trabajo de los servicios de Información e Inteligencia se centra en conocer a fondo cómo la célula logró pasar inadvertida tanto tiempo -las medidas de seguridad que adoptaron, cómo aprendieron o quién los enseñó a preparar los explosivos y detectar todas sus conexiones-, y en intensificar las investigaciones para abortar nuevos ataques.