España

El exministro socialista Belloch descarta solicitar la plaza de Velasco en la Audiencia Nacional

Afirma que su llegada a un cargo que investiga a políticos del PP «se podría mezclar» con su pasado

Juan Alberto Belloch, exministro de Justicia e Interior socialista
Juan Alberto Belloch, exministro de Justicia e Interior socialista - EFE

El exministro de Justicia e Interior socialista, Juan Alberto Belloch, ha dicho este jueves que no solicitará la plaza del juez Eloy Velasco —que instruía los casos Púnica y Lezo— por su pasado político. «Mi sentido de la responsabilidad me lleva a no pedirlo. No es lo adecuado», ha añadido.

En una entrevista en Onda Cero, Belloch ha asegurado que, de haber solicitado ese puesto, «lo más probable» es que se lo hubieran concedido, debido a su antigüedad. «Mi perfil biográfico y mi puesto de trabajo en el juzgado central no es el adecuado», ha explicado.

El exministro socialista durante el gobierno de Felipe González cree que, con su llegada a un cargo que investiga a políticos del Partido Popular, «se podría mezclar» su pasado político. «Para cualquier juez es una situación delicada. Imagínese para quien ha sido casi de todo en cargos públicos en el PSOE», ha aseverado.

En este sentido, Belloch ha explicado que se puede ser «absolutamente parcial» pero además «tienes que parecerlo». «Para juzgar causas en que están implicados dirigentes notorios de ciertos partidos siempre se prestan mecanismos de recusación... creas más problemas que otra cosa», ha opinado.

Además, el exdirigente socialista ha defendido la decisión tomada por Velasco, después de que éste solicitase al Consejo General del Poder Judicial una plaza en la Sala de Apelaciones, que finalmente le ha sido concedida.

«La decisión de Eloy es legítima: Tiene todo el derecho del mundo. Puede irse a un trabajo que es mas de estudio que de actividad», ha asegurado. Eso sí, ha reconocido que «desde el punto de vista del conjunto del sistema no es bueno que se tenga que nombrar a nuevos jueces que tengan que estudiar la totalidad del caso».

«Hay que reconocer que es un profesional y tiene derecho a velar por su carrera. No le hago ningún reproche. Crea una dificultad evidente para la instrucción, yo solo me limito a constatarlo», ha remachado.

Toda la actualidad en portada

comentarios